Dos policías sufrieron lesiones al interceder en pelea de presos

Dos suboficiales que se desempeñan en la Comisaría Seccional Tercera de esta ciudad sufrieron indistintamente lesiones en pómulo y codo por los golpes que les asestara con un madero uno de los tres individuos detenidos en esa dependencia que previamente habían entablado entre sí una feroz batalla campal.

Caleta Olivia (agencia)
El violento incidente se produjo al mediodía del martes en el patio interno de esa dependencia ubicada en inmediaciones del barrio 2 de Abril, zona sur del ejido urbano, cuyos calabozos albergaban a ocho internos, pero la mayoría no participó de la pelea.
Si bien las autoridades policiales no suministraron la identidad de los revoltosos, se sabe que responden a las iniciales J.V., E.M. y F.M. y que están involucrados en delitos de robo agravado y homicidio.
Se presume que las discrepancias se originaron porque uno de ellos no había respetado ciertos códigos de encierro que se manejan en el submundo del delito y por eso fue atacado por los otros dos cuando se encontraban en una hora de recreo.
Los gritos se escucharon incluso en las calles aledañas, teniendo en cuenta que el patio es abierto, aunque protegido por paredes de concreto altas y alambre de púas.
Los uniformados ingresaron rápidamente para separarlos, pero uno de los internos le aplicó al jefe de guardia un fuerte golpe con un madero de regulares dimensiones. Se trata de un elemento que regularmente se provee a quienes tienen "buena conducta" para que realicen distintos tipos de manualidades.
El mismo sujeto también golpeó a un segundo suboficial en el codo derecho, pero inmediatamente fueron llegando otros policías para controlar la situación, en tanto el resto de los presos se mantuvo al margen del incidente.
Al ser requisados posteriormente, a uno de los pendencieros se le incautó una "faca" entre sus ropas, tratándose de un elemento metálico filoso de los que se fabrican de manera clandestina.

CAUSA JUDICIAL
Y TRASLADOS
Como consecuencia de ello, se labraron actuaciones que se derivaron al Juzgado de Instrucción N° 1 donde se labró una causa por atentado, resistencia a la autoridad y lesiones.
Además la subcomisario Elcira Calderón, a cargo interinamente de la jefatura de esa dependencia, dispuso que uno de los internos involucrados en la pelea fuera trasladado hacia una comisaria de Pico Truncado y los dos restantes a otras de Caleta Olivia.
Pudo saberse también que como consecuencia de esta revuelta, se realizó una requisa general de las pertenencias de todos los detenidos, incautándose un teléfono celular, algo que no está permitido ya que quienes están privados de la libertad solo pueden utilizar a determinadas horas un teléfono de línea para comunicarse con sus familiares.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico