Dudas operativas traban la puesta en marcha del nuevo sistema hipotecario

"Hay muchas consultas. Falta definir algunos aspectos de la operatoria para que la gente tome una decisión, en cómo el banco le va a pagar al vendedor y en qué tiempo se va a expedir sobre la autorización el crédito, porque el que vende no espera y eso genera incertidumbre porque cuando sale el crédito el bien quizás ya fue vendido a otro cliente", analizó un experto del mercado inmobiliario.

Bancos, constructores, desarrolladores e inmobiliarias tienen muchas expectativas y consultas de clientes sobre el nuevo crédito hipotecario, pero el sistema anunciado por el Gobierno nacional aún no registra operaciones porque su modalidad aún no llega con claridad hacia los operadores del sistema y los potenciales interesados poseen reparos ante el ajuste por inflación.
"Este nuevo plan es distinto al Procrear. En este caso los potenciales clientes tienen que pasar primero por el banco y, una vez reunido y aprobado los requisitos, recién buscar el bien inmueble para adquirir. Esto lleva su tiempo", manifestó a Télam el desarrollador inmobiliario, Juan Martín Dahan, miembro directivo de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba.
"Hay muchas consultas. Falta definir algunos aspectos de la operatoria para que la gente tome una decisión, en cómo el banco le va a pagar al vendedor y en qué tiempo se va a expedir sobre la autorización el crédito, porque el que vende no espera y eso genera incertidumbre porque cuando sale el crédito el bien quizás ya fue vendido a otro" cliente.
Dahan también dijo: "en el mercado inmobiliario tenemos muy buenas expectativas, pero la gente también necesita un país confiable en lo político y económico, con un dólar quieto y la inflación controlada, sino difícilmente va a arriesgar en la toma de un crédito hipotecario por el temor a endeudarse en algo que podría ser imposible de pagar a futuro".
Télam consultó a los bancos locales sobre el movimiento, y en todos los casos la respuesta coincidente es que "son pocos los trámites ingresados. Sí hay muchas consultas sobre los requisitos, los intereses, el valor y la movilidad de la cuotas", tanto para la compra, construcción, terminación y ampliación de las viviendas, y "confiamos que en las próximas semanas el movimiento podría ser mayor", expresó Dahan.
Viviana Saldaño, una mujer que acudió a una sucursal del Banco de Córdoba (Bancor) para asesorarse sobre la operatoria y los requisitos, manifestó que en términos económicos "es ventajoso; sin inflación y con un poco de esfuerzo las cuotas se pueden pagar", pero observó algunos puntos complejos de los requisitos como para poder cumplir de manera inmediata, en el caso de la vivienda de su interés, como la actualización del plano por algunas ampliaciones y refacciones.
Desde Santa Fe, el presidente de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), José Ellena, dijo que "hace muchos años que bregamos por un crédito hipotecario porque es una herramienta totalmente necesaria para nuestra actividad".
En esa línea, Ellena resaltó que "el mercado hipotecario no llega a insumir el 1% del Producto Bruto Interno de la Argentina, cuando en otros países insume el 6 o el 7%, es decir que estamos lejísimo" de la participación deseable.
Entonces "que exista el crédito hipotecario como opción en el país es muy bien venido por nuestro sector", aseguró.
A su vez, expresó: "a priori no vemos contras en la herramienta", y resaltó que "lo más importante es que garantiza que el crédito no va a afectar más del 30% de tus ingresos, cuando en un crédito a tasa variable no podías saber el importe que se terminaría pagando".
Estimó que los créditos "van a impactar más en el mercado cerca del último trimestre del año cuando sea más conocido el producto y cuando las expectativas de una inflación baja se hagan efectivas".
En la Patagonia, el Banco del Chubut también mostró interés en sumarse a los créditos hipotecarios lanzados a nivel nacional y los integrantes del directorio se contactaron con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.
"Nosotros conversamos con Sturzenegger para implementar el sistema pero todavía hay cosas por ajustar y hasta tanto eso no esté claro esperaremos, pero desde ya nos interesa formar parte del sistema porque todo lo que tenga que ver con créditos hipotecarios es una deuda pendiente sobre la que hay que avanzar", le indicó Télam Pablo Das Neves, integrante del directorio del banco del Chubut.
Das Neves reconoció: "el problema más difícil de resolver para los créditos hipotecarios es la relación técnica entre los ingresos y las cuotas, porque no se puede retener más del 30% de los salarios, lo que implica que si se ajusta por la inflación, y no se acompaña con los sueldos, se torna en impagable".
La cuenta que hacen los directivos del banco local es que de acuerdo al salario promedio de la zona, un interesado en tomar un crédito hipotecario no podría obtener más de 500.000 pesos, con lo cual "no se podría comprar nada en el mercado inmobiliario".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico