Dujovne aseguró que mantendrá el plan económico más allá de las elecciones

Dujovne analizó que "un éxito para 2017 es seguir bajando la inflación", y si bien admitió que al país "le falta muchísima institucionalidad monetaria", valoró la recuperación "de un Banco Central que cumple ese rol, que orienta las expectativas a través de las herramientas que tiene".

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que mantendrán el modelo económico más allá del resultado en las elecciones legislativas de octubre, aunque afirmó que está "muy confiado" en que el Gobierno obtenga un respaldo en las urnas.
En ese marco, resaltó que "lentamente el consumo está empezando a repuntar", ratificó el cumplimiento de las metas de déficit fiscal para los próximos años y relativizó la caída en las ventas de los supermercados ya que es "un fenómeno que se da hace 5 años" y que "no se correlaciona con la macroeconomía".
"Vamos a seguir con el programa económico que tenemos porque pensamos que es el conjunto de políticas que mejor funciona para sacar a la Argentina de décadas de estancamiento. La Argentina ya probó los programas económicos que funcionan con la botonera del año par y del año impar, donde en el año que hay elecciones se hace populismo. Hacemos una política económica responsable, pensando en el mediano y largo plazo", resaltó.
En declaraciones a radio Metro, Dujovne dijo que es "optimista" y que está "muy confiado" en que el Gobierno será respaldado en sus primeras elecciones de medio término, aunque aclaró que si eso no sucede, tendrán que "pensar en continuar con un programa económico que es el adecuado para tener un país que crezca por muchos años".
"Soy optimista, estoy muy confiado. La sociedad está viendo un cambio que no es solo económico. Está viendo un Gobierno que no miente, que es honesto, que dice la verdad, que se acerca a la gente. Y pienso que esos componentes son tanto o más importantes que cuánto crecemos, cuánto consumimos o cuánto es la tasa de inflación circunstancialmente", añadió.
Consultado sobre la marcha de la economía, el ministro aseguró que "lentamente el consumo está empezando a repuntar", y si bien admitió una caída en el primer semestre de 2016, sostuvo que "los salarios y el empleo comenzaron a estabilizarse en el tercer trimestre de 2016, y a partir de ahí hay una lenta de recuperación".
Dujovne relativizó además los 15 meses de caídas consecutivas en las ventas de los supermercados al afirmar que "es un fenómeno que se viene viendo desde hace 5 años" y que "no se correlaciona con la macroeconomía".

CUMPLIR CON LAS METAS

Entre otras definiciones, el ministro ratificó que cumplirán con las metas para bajar el déficit fiscal, pero explicó que lo harán bajando a su vez la presión impositiva.
"Por un lado, tenemos que ir bajando el déficit, y por otro, estamos también bajando la presión impositiva, que había crecido muchísimo en los años anteriores. En 2016, Argentina eliminó impuestos por casi 1,7 puntos del PBI, que fueron retenciones a la exportación, la Ley PyME y algo del impuesto a las Ganancias. Pensamos que esta combinación y este ritmo en el tiempo son los adecuados para poner en marcha la economía", detalló.
En otro orden, el ministro prometió que "en dos años" le va a permitir al país "tener tasas de inflación muy parecidas" a las que se registran "en el resto del mundo".
Además, el funcionario insistió con que hoy "el tipo de cambio es más competitivo que en 2015" y afirmó que "la ventaja" es que sea "flotante". "Argentina está sentando las bases para tener un esquema monetario muy eficiente, que nos va a permitir, en dos años, tener tasas de inflación muy parecidas a las que hay en el resto del mundo", aseguró.
Dujovne analizó que "un éxito para 2017 es seguir bajando la inflación", y si bien admitió que al país "le falta muchísima institucionalidad monetaria", valoró la recuperación "de un Banco Central que cumple ese rol, que orienta las expectativas a través de las herramientas que tiene".
También resaltó que Argentina tiene hoy "un excelente Banco Central, que está haciendo un gran trabajo, el trabajo de los países centrales que bajaron la inflación entre los '80 y los '90".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico