Durante el velorio de Barra a un amigo se le cayó un arma del pantalón al ver a la policía

Durante el velorio de Axel Barra, el joven asesinado a balazos en la extensión de Máximo Abásolo, terminó detenido Agustín Oscar Pavez por portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización.

Durante el velorio de Axel Barra, el joven asesinado a balazos en la extensión de Máximo Abásolo, terminó detenido Agustín Oscar Pavez por portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización. Con el jogging que llevaba puesto no pudo contenérsela en la cintura y se le cayó frente a un policía que ingresó para hablar con la madre del difunto.
La detención de Pavez se produjo ayer a la 1 en la sala velatoria de avenida Canadá. Al lugar acudió personal de Operaciones de la Unidad Regional para hablar con la madre de Cristian "Chucky" Monsalvo, hermano del difunto. Este se encuentra detenido en la alcaidía, donde cumple condena por delitos contra la propiedad y al enterarse del asesinato de su hermano pidió permiso para asistir al velorio, el cual le fue concedido.
En procura del organizar su ingreso fue que se introdujo el policía a la sala y buscó a la madre de ambos. No obstante, Pavez se sintió perseguido al ver al policía e intentó escapar del lugar, con tanta mala fortuna que al pasar cerca del policía se le cayó un revólver calibre 22 con cinco balas en su tambor.
El individuo fue detenido de forma inmediata y ayer debió asistir a la audiencia de control de detención, acto que presidió la juez penal Alejandra Arcuri. Allí, la funcionaria Fabiola López lo imputó por portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal y solicitó que se declare legal la detención. Requirió el plazo de seis meses para investigar.
La juez formalizó la apertura de la investigación, declaró legal la detención y ordenó la libertad del imputado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico