Durante un juicio abreviado aceptó un año de prisión en suspenso y 30 horas de trabajo

Un joven de Sarmiento aceptó la pena de un año de prisión y 30 horas de trabajo comunitario en el marco de un juicio abreviado que fue puesto a consideración del juez Alejandro Rosales para su homologación. Su compañero de causa prefirió ir a juicio oral. El incidente ocurrió en 2015 y tuvo como víctima a un adolescente y a su abuelo, quienes resultaron golpeados. El juez resolverá el lunes si homologará el acuerdo.
La audiencia de juicio abreviado contra Miguel Ángel Ferreira (21) se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Sarmiento y fue presidida por el juez penal, Alejandro Rosales. Ello, en el marco de una causa por el delito de lesiones en agresión que también tiene como coimputado a Juan Carlos Barrientos (19), aunque este no participó del acuerdo y esperará el juicio oral y público.
La Fiscalía estuvo representada por el fiscal general Herminio Gonzales Meneses, mientras que los imputados fueron asistidos por el abogado de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún.
En la oportunidad, Gonzales Meneses indicó que junto con la Defensa Pública presentaron un escrito de solicitud de aplicación del instituto de juicio abreviado.
En este contexto, señaló que los incidentes investigados ocurrieron el 27 de setiembre de 2015, alrededor de las 21:00, en inmediaciones del almacén “Xavier”, ubicado en la calle Ignacio Gonzalorena y María Eva Duarte, del barrio Progreso.
En ese momento, un joven concurrió a la despensa para comprar una caja de vino. Al salir del local fue agredido por un grupo de personas que habitualmente se junta en la esquina. En forma sorpresiva recibió un golpe en el rostro. Al caer al suelo lo agredieron a patadas y le sustrajeron la bebida. Sus lesiones fueron de carácter leve.
Al recuperarse la víctima fue hasta la casa de su abuelo, a quien le comentó la agresión sufrida. El anciano y su nieto, llegaron hasta a la esquina, donde se encontraban los violentos integrantes de la banda. Allí fueron nuevamente golpeados. El hombre mayor sufrió una fractura de cúpula radial y lesiones en el tabique.
Entre los protagonistas de ambos incidentes se encontraban Miguel Ángel Ferreira y Juan Carlos Barrientos.
En este marco, las partes sostuvieron que acordaron la aplicación de una condena de un año de prisión en suspenso por ser autor del delito de lesiones en agresión.
En tanto que durante dos años Ferreira deberá cumplir una serie de reglas de conducta, como mantener domicilio, no acercarse a las víctimas, realizar 30 horas de tareas comunitarias a favor de una entidad pública y presentarse en tres oportunidades ante el Cuerpo de Delegados de Control.
A su turno, Ferreira respondió las preguntas del juez y reconoció la existencia del delito, admitió su participación y aceptó la condena de un año de prisión en suspenso.
Tras escuchar al acusado, el magistrado se retiró a deliberar y convocó a las partes a una audiencia de lectura de resolución para el lunes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico