Edgardo Castro, el cineasta comodorense que continúa sorprendiendo al mundo

Su película "La Noche" ganó el certamen Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente y ha sido proyectada en diferentes festivales internacionales. Resalta que fue una experiencia extraordinaria y no deja de sorprenderse por la repercusión que continúa teniendo. En julio presentará el libro "La Noche" que reúne las crónicas que fueron fundamentales para la creación del filme.

Edgardo Castro nació en Buenos Aires en 1970, pero el trabajo como médico de su padre Félix Agustín Castro determinó que cinco años después tuvieran que radicarse en Sarmiento. La llegada de la familia Castro a esta ciudad se produjo cuando el doctor Castro se hizo cargo del hospital del barrio de Diadema.
Así, Edgardo cursó todos sus estudios secundarios en el Colegio Perito Moreno y la Escuela de Arte. Esta última institución le permitió brindar clases de expresión infantil mientras comenzaba a descubrir su faceta actoral en cursos que brindaba el profesor de Teatro, Gustavo Bove Bonnet. También ensayó la obra "Orquesta de Señoritas", bajo la dirección de Alfredo Gómez, pero nunca llegó a estrenarse por lo que su deseo de comenzar incursionar en la actuación se iba incrementando con el paso del tiempo.
"Yo quería estudiar teatro pero no me daban los horarios y no había mucho espacio. Entonces, decidí irme a Buenos Aires a estudiar actuación", explica a El Patagónico.
La dedicación por convertirse en actor lo llevó a radicarse en Buenos Aires en 1997 y estudiar con maestros como Ricardo Bartís y Alejandro Catalán. En el estudio de Bartís, los estudiantes fundaron el Grupo Krapp que es una compañía reconocida en el plano actoral y que a fines de abril estrenará una obra en el Teatro San Martín de Buenos Aires.
Los años pasaron permitiendo que Edgardo realizara una serie de obras teatrales muy reconocidas y aclamadas por la crítica, pero un nuevo objetivo se había fijado en su cabeza: ser director de cine.

UN MUNDO NUEVO
Sus primeros pasos en el mundo del cine comenzaron hace 10 años cuando realizó una película junto a Jorge Sesán (director de Pizza, Birra y Faso) que contaba la historia de dos personas de mundos diferentes en el universo de las drogas. El filme se denominó "Pollo Gira" y nunca llegó a estrenarse.
Sin embargo, Edgardo nunca se detuvo y en 2009 fue protagonista del filme "Castro". La película gano el certamen nacional del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI) y fue el paso fundamental para empezar a soñar con dirigir.
El mundo nocturno de Buenos Aires fue una inspiración de aquellos años para Edgardo que posibilitó que empezara a escribir crónicas sobre la noche de Buenos Aires. "Empecé a ir a un lugar que se llama 'Transformation' que lo acaban de cerrar porque se murió su dueño. Martín que es el nombre que utilice para darle al protagonista de la película", comenta.
"Era increíble quedaba atrás del Shopping Abasto, que cuando cerraban todos los lugares, este lugar abría de 6 a 14. Un día hubo un show en vivo de un stripper y una chica trans. Yo estaba parado a un costado y quedé fascinado sobre ese universo. Era un lugar donde todas las chicas trans después de trabajar iban ahí. Así, nació la idea de hacer 'La Noche'", detalla.

OPERA PRIMA
"La Noche" fue la primera película de Edgardo Castro como director y tardó cerca de cuatro años en realizarla. Sostiene que nunca se imaginó que ese filme podría transitar y llegar a tener la repercusión que alcanzó.
"La película es muy frágil y el riesgo que saliera mal era muy grande. En el BAFICI ganó en el certamen internacional y es muy importante porque compitió contra otras películas y le dio una visualización que la película no hubiera tenido", reflexiona el cineasta.
El director aclara que el filme no es comercial. "Habla sobre la falta de amor que existe entre las personas. El sexo explícito y las drogas son elementos narrativos que yo usé para contar esta historia que para mí eran necesarios y si no iba a ser una 'truchada'", considera.
En este sentido, Edgardo explica: "de los seis actores, tres son profesionales y hay tres que son gente de la noche. Es otro universo porque los personajes de la noche no se saben hasta cuándo pueden estar vivos. El gran secreto fue armar un vínculo de amor entre todos y poder pedirle las cosas que le pedía porque nadie cobró un peso".
El director de "La Noche" también admite: "fui bastante kamikaze porque todos los lugares donde filmé eran muy hostiles. Nos metíamos en los telos y yo no avisaba que iba a filmar. Yo ya sabía qué telos se podía entrar entre 5 o 6 personas y lo que hacían era cobrarme por persona, pero para hacer una película era muy barato y para la gente del telo pensaba que nosotros nos íbamos a enfiestar y nos quedábamos toda la noche a filmar".
La repercusión que obtuvo "La Noche" le permitió a Edgardo conocer nada menos que a Werner Herzog y el filme se proyectó en festivales como Venecia, Hamburgo y San Sebastián.
Sin embargo, el cineasta comodorense no se detiene ya que en julio presentará su libro "La Noche". Reúne todas las crónicas que le permitieron realizar la película.
En el mismo periodo comenzará filmar su segunda película en Comodoro Rivadavia donde utilizará a toda su familia para actuar. "Mi idea es venir en julio e instalarme acá y contar la historia de una familia comodorense", anticipa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico