Efectivo, débito o crédito: ¿qué conviene a la hora de irse de vacaciones?

Elegido el destino, la siguiente interrogante que surge es cuánta plata llevar y cómo gastar: ¿tarjeta o efectivo? Conocé los pros y contras de cada opción.

Con las fluctuaciones cambiarias, cada vez es más difícil saber qué es lo más conveniente a la hora de irse de vacaciones. ¿Llevar efectivo? ¿Pagar todo con tarjeta de crédito? ¿O es mejor usar el débito? Cada una de las transacciones tiene sus pros y contras.

minutouno.com habló con la asesora en Finanzas e Inversiones de la consultora Finanzas Integrales, Fernanda Bolagay, y dio una serie de recomendaciones según los diferentes destinos.

EFECTIVO

Siempre es recomendable llevar algo de dinero en efectivo, sobre todo para las compras más chiquitas y de urgencia. Sin embargo, es recomendable "llevar poca cantidad de dólares tanto a Brasil como a Estados Unidos y euros a Europa para evitar los problemas por robos o pérdidas", explica Bolagay.

A la hora de viajar a Europa, es necesario tener en cuenta los destinos y por cuantos días ya que no en todos los casos el euro es la moneda local. "Si por ejemplo se elige como destino Londres dos o tres días, es conveniente pagar con la tarjeta de débito o crédito y en caso de estar más días, es necesario contar con libras esterlinas para movilizarse", detalla la asesora en finanzas.

Además recomienda que "el efectivo disponible que queda en casa es ideal que este dolarizado para poder cubrir las cuentas a la vuelta de las vacaciones porque la proyección y la historia dice que durante las vacaciones el precio del dólar sube".

TARJETA DE DÉBITO

Quizás el débito sea siempre la mejor opción a la hora de irse de vacaciones. ¿Por qué? Principalmente porque los gastos se transforman en la cotización oficial del momento y así "se fija un tipo de cambio y se puede saber con exactitud cuánto estás gastando",sostiene Bolagay. En los tres destinos, cualquier compra menor ya sea un kiosco, un taxi o un paradero en la playa, se puede abonar con débito.

Además de ser una de las transacciones más seguras, "no permite dejarte llevar por la emoción del espíritu de las vacaciones y gastarás de acuerdo a lo que tu cuenta permita", explicó la asesora. Sin embargo, en caso de haber fraudes es muy difícil recuperar el dinero ya que la transacción se hace en el momento.

TARJETA DE CRÉDITO


Si bien es seguro y en caso de fraudes hay muchas formas de denunciarlo y recuperar el dinero, la principal desventaja es que el tipo de cambio aparece, generalmente, en la fecha de cierre de la tarjeta. "Esto no deja saber a ciencia cierta cuánto se gastará en las vacaciones hasta que llegue el resumen de cuenta", sostiene Bolagay.

Sin embargo, las tarjetas de crédito tienen "plan de beneficios que hacen sumar puntos o millas y permiten disfrutar de grandes ventajas. Por ejemplo: Pagas hoteles y aéreos de una familia tipo (4 personas) a Estados Unidos o Europa, las millas que este monto acumula, puede beneficiarte de, boletos de cabotaje y en el mejor de los casos hasta 2 boletos aéreos a sudamérica", sostiene la asesora.

Antes de viajar al exterior, es necesario realizar una autorización previa de las tarjetas de débito y crédito para poder operar en el exterior.En algunos casos, se requiere hasta 48 horas con anticipación a la fecha de partida. ¡Buen viaje!

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico