El 10% de los autos que pasaron por la VTV tenían problemas para circular

En 2016 pasaron en total por la Verificación Técnica Vehicular de Comodoro 22.315 vehículos, de los cuales 2.458 no aprobaron la verificación. Las fallas más comunes se detectaron en el parabrisas, frenos y el tren delantero, todos posibles desencadenantes de siniestros. El uso del polarizado es otro de los condicionantes. El auto queda inhabilitado y el dueño tiene 60 días para repararlo. Otros reciben un permiso condicional para seguir en la calle. Destacan que la acreditación de la VTV permite salvar vidas.

La Ley Nacional de Tránsito establece entre los requisitos para circular con un automotor contar con la Verificación Técnica Vehicular (VTV) al día. Sin embargo, en Comodoro Rivadavia las estadísticas reflejan que la mayoría de los conductores se preocupa por contar con esa certificación solo cuando llega la temporada de vacaciones y aumentan los controles en todo el país.
Según las estadísticas que son enviadas cada año al Ministerio de Transporte de la Nación por las dos plantas de verificación técnica existentes en Comodoro Rivadavia, durante diciembre, enero y febrero se registra la mayor cantidad de trabajo, en comparación con otros meses del año.
En enero de 2016 se realizaron 1.415 verificaciones de vehículos particulares en las plantas situada en el barrio Industrial, mientras que en diciembre se registraron 982, y en febrero 625. En el resto del año los índices bajaron drásticamente a menos de 300 inspecciones mensuales.
Según explicó el ingeniero Benedicto Ernesto Garay, del Centro de Revisión Técnica Pergar, "los promedios cambian entre diciembre y febrero por los autos particulares. Pero tenemos un promedio anual, tomando todos los vehículos particulares y comerciales, del orden de 102 vehículos por día".
La cifra representa que los conductores particulares esperan el verano para realizar la verificación, mientras que los índices de verificación de los vehículos de trabajo -como camiones, camionetas de empresas, taxis y remises- son constantes, según lo que indican las estadísticas.
De esta forma, durante 2016 se realizaron 22.315 verificaciones técnicas a particulares (4.334) y empresas (17.981), registrándose un total de 3.356 en enero, 1.837 en diciembre y 1.830 en febrero, siendo estos los registros más altos del año, mientras que de marzo a noviembre hubo un promedio de 1.603 verificaciones mensuales.
Del total de ese año, 2.458 no fueron aprobadas y las fallas más comunes encontradas fueron desperfectos en el parabrisas, frenos y tren delantero.
El número es bajo, teniendo en cuenta que Comodoro Rivadavia posee un parque automotor que supera las 100.000 unidades, aunque hay que tener en cuenta que los rodados de uso particular cuentan con una verificación de fábrica que vence recién tres años después de su patentamiento.
Los coches que no aprueban la revisión quedan inhibidos para circular y cuentan con un plazo de 60 días para arreglar las fallas y pasar por una reverificación, que se realiza sin cargo. No obstante, entre los aptos y los reprobados se encuentran los "condicionales", denominación en la que entran aquellos rodados que presentan fallas leves que deben ser resueltas también en un plazo máximo de dos meses. Durante ese término, pueden circular con un certificado.
En esta situación se detectaron 2.028 vehículos, un 11% que dependiendo de su reparación o no, pueden inclinar el resultado final para un lado u otro de la estadística. En este sentido, la responsabilidad del conductor juega un rol clave para tomar conciencia de que más allá de un "problemita mecánico" un auto con defectos en sus frenos o neumáticos es un arma letal que se dispara sola.


FALLAS MAS DETECTADAS
El ingeniero Garay comentó cuáles son las fallas más comunes que registran en los vehículos que llegan al lugar para obtener el certificado de la VTV.
"Normalmente lo más grave son las deficiencias de frenado, le siguen deficiencias de tren delantero; rótula y extremo de dirección de las barras. Son por desgaste normal de uso. Algo puede ocurrir por ahí, pero no es muy frecuente... algo que sea por falla de materiales. Pero normalmente todas las anomalías de los vehículos son por el uso normal. Pasa lo mismo con los vehículos livianos y los de carga", comparó.
"Muchos regresan con las anomalías reparadas. En estos meses aumenta, pero en el resto del año es más normal y las anomalías son comunes; acá o en otro lugar son las mismas, aunque pueden ser más acentuadas acá por los caminos de ripio y por el mal estado de las calles urbanas, que es otra realidad", admitió Garay, quien confirmó que al taller llegan vehículos con vidrios polarizados, cortes de espirales o cortes de caños de escape, a los cuales no se les aprueba la VTV, más allá de que sí se lo evalúa.
Sin embargo, el ingeniero consideró que el parque automotor comodorense "está bastante cuidado" si se lo compara con años anteriores. "Tenemos una gran cantidad de vehículos, pero más allá de eso los que vienen acá están dentro de todo en buenas condiciones, teniendo en cuenta la zona y los caminos que nos toca recorrer", subrayó.
También explicó que muchos vehículos son rechazados por sumar más de cuatro anomalías leves en su carrocería. "Por ejemplo si un auto tiene detalles en el parabrisas, en la correa de distribución, en el limpia parabrisas y en una de sus luces ya son cuatro fallas y, supongamos, que tiene otro detalle en los neumáticos; entonces ya ese automóvil está condicionado".
En cambio hay rodados que cuentan con otras anomalías más serias y son rechazados constantemente. "Cuando se encuentra una deficiencia en los frenos, o una dirección deteriorada, eso es un tema más serio. Por eso cuando se detecta, por ejemplo, un kilómetro de desvió es motivo de condicionalidad. Principalmente para cuidar al automovilista más allá que es nuestro deber realizar estos procedimientos", aseveró Garay.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico