El 29 de diciembre habrá veredicto en el juicio por el choque del tren en Once

En la audiencia de ayer, algunos de los imputados hicieron uso del derecho a pronunciar las últimas palabras antes de la sentencia, en el marco del proceso en el que se investiga el choque del tren "chapa 16" el 22 de febrero de 2012, que le causó la muerte a 51 personas y heridas a unas 800.

El juicio oral y público por el choque de tren de Once tendrá su veredicto el 29 de diciembre próximo, luego de 21 meses de debate, según lo estableció ayer el Tribunal Oral Federal número 2.
Así lo hizo en el marco de la audiencia de ayer, en la que algunos de los imputados hicieron uso del derecho a pronunciar las últimas palabras antes de la sentencia, en el marco del proceso en el que se investiga el choque del tren "chapa 16" del 22 de febrero de 2012, que le causó la muerte a 51 personas y heridas a unas 800.
"Hice todo lo posible por frenar el tren; no tengo la culpa que no haya frenado", sostuvo el maquinista Marcos Córdoba, quien expresó su solidaridad con los familiares de las víctimas y aseguró que su vida, a partir de ese día "ya no es igual".
Otro de los que en la audiencia de ayer -que se extendió desde las 9:30 hasta las 11:30 y se desarrolló en la Sala Amia de los Tribunales Federales de Comodoro Py 2002- hizo uso del derecho a pronunciar sus últimas palabras antes del veredicto fue el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.
En ese marco, dijo no tener "nada que ver con el hecho que se produjo en el 2012" con el argumento de que "había dejado la función pública tres años antes", y señaló que "desde el primer día" de su gestión al frente de la Secretaría de Transporte "la prioridad" fue "la seguridad".
"No sabemos cuál fue el motivo del choque, pero sí tengo absolutamente claro que, durante toda la gestión, los seis años (en referencia al período que va desde el 2003 al 2009), bregamos absolutamente para ir mejorando un sistema que estaba devastado y bregamos por la seguridad del sistema", argumentó Jaime.
"Ratifico mi absoluta y categórica desvinculación del hecho ocurrido", aseveró Jaime, quien, no obstante, en otro tramo de sus últimas palabras apuntó duramente contra el maquinista Marcos Córdoba al sostener que "sólo él y su conciencia sabrán lo que sucedió en ese momento" y señaló que "ha quedado debidamente probado que el tren estaba en condiciones de frenar".
Incluso, luego, fue aun más contundente y se refirió a Córdoba como a alguien "que no sabemos por qué motivo no frenó y produjo tan luctuoso suceso trágico".

DESCARGO DE JAIME
Por otro lado, Jaime indicó que, "siempre, tanto la Secretaría de Transporte como la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) brindaron todo el apoyo necesario para que se realizaran los informes", y sostuvo que, de hecho, eran "los primeros en querer saber cuál era la situación del sistema de transporte para hacer las inversiones que se tenían que hacer".
No obstante, Jaime puso el acento en la ley que, desde el Poder Ejecutivo se promovió para "preparar las condiciones para el caso que el Estado reasumiera el rol que había pedido con la privatización, entre 1989 y 1992".
En este punto, sostuvo que, finalmente, en el debate de esa norma, "el criterio de los legisladores fue que dependiera única y exclusivamente del Ministerio de Planificación Federal", en referencia a una norma sancionada en marzo de 2008.
"No era la facultad de un secretario de Transporte rescindir un contrato de concesión", aseveró Jaime al pronunciar sus últimas palabras ante el Tribunal Oral Federal número 2.
Por el contrario, su sucesor en la Secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi optó por no hacer uso de su derecho a pronunciar sus últimas palabras en el proceso.
De acuerdo con lo establecido por el Tribunal, la última audiencia en el marco del juicio oral y público tendrá lugar el próximo 29 de diciembre a partir de las 9, cuando se dará otra posibilidad a los 28 imputados para que hablen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico