El abogado de la familia Freytes evalúa bajo qué figura solicitar la reapertura de la causa judicial

El constitucionalista Edgardo Hughes fue designado por los hijos de Aníbal Freytes como el encargado de analizar el expediente de su desaparición y homicidio, la evolución de la investigación y qué perspectivas hay de que se pueda volver a revisar la causa ante la reciente aparición del elemento de prueba que el fiscal Marcelo Crettón en su momento planteó como principal impedimento para llevar a juicio a los tres sospechosos de haberlo asesinado, quienes finalmente resultaron absueltos. Esa situación impide, en principio, que puedan volver a ser juzgados.

A partir del resultado de ADN positivo que dio a conocer el Centro Nacional Patagónico de Investigación (CENPAT), respecto a los huesos hallados en una cantera de Manantiales Behr en diciembre 2014, comprobándose casi quince meses después que pertenecen al ex concejal sarmientino Aníbal Freytes -desaparecido el 8 de noviembre de 2012 en Comodoro Rivadavia-, la familia de la víctima ha designado al experimentado abogado Edgardo Hughes para revisar la causa que ya está cerrada porque tiene a sus tres principales sospechosos sobreseídos.
Hughes recibió ayer en su despacho a El Patagónico y confirmó que tiene como misión "realizar un análisis de la causa y de su evolución, y qué perspectivas hay de que haya cuestiones que se puedan revisar". Como primer paso, realizó una solicitud con la que la familia de la víctima buscaba retirar ayer el expediente de la Oficina de Delitos Complejos del Ministerio Público Fiscal.
Sin ánimo de juzgar el trabajo tanto del fiscal Marcelo Crettón como de la juez penal Margarita Pfister -ya jubilada- tras el cierre de la causa en junio de 2013, Hughes argumentó: "los funcionarios son gente de experiencia, que habrán tomado sus decisiones de acuerdo a su saber y entender, pero las instrucciones concretas que tengo es de analizar si existe la posibilidad real de reabrir la causa".
"Es un hecho penoso, los restos que se han encontrado como bien informó El Patagónico son restos muy escasos, y pasó mucho tiempo hasta que se encontraron y en un lugar completamente distinto al que se había pensado, no fue en Ramón Santos sino en cercanías de la ruta 26 y 37, en forma casual y en una cantera", recordó el constitucionalista luego de que la semana pasada se confirmó que esos restos pertenecen a Freytes.
"Yo debo analizar el expediente. Ellos (la familia) entienden que se pudo haber pedido una prórroga (en la investigación) al tratarse de un delito complejo y a lo mejor esperar a que operara la prescripción de la acción penal, que teóricamente en ese caso hubiese operado alrededor de los 8 años, pero hay que ver con el expediente en la mano cuáles fueron las circunstancias que llevaron a obrar de ese modo", sostuvo Hughes. Es que hay que recordar que el propio fiscal Marcelo Crettón pidió el sobreseimiento de los tres sospechosos a solo seis meses de iniciada la investigación debido a que no había sido hallado el cuerpo.
"Yo he visto el sobreseimiento, y el sobreseimiento tiene argumentos importantes como lo tienen también la decisión de la juez Pfister", analizó el jurista. En ese sentido, Hughes no quiere abrir juicios de valor apresurados con respecto a las partes de la Justicia que intervinieron, pero cree necesario analizar la causa a la luz de nuevos elementos.

NULIDAD DE "COSA JUZGADA IRRITA"
Con respecto a los instrumentos legales a los que se puede apelar para pedir la reapertura de la causa pese a que los sospechosos fueron sobreseídos, el constitucionalista hizo mención a las nuevas doctrinas sobre la "cosa juzgada írrita". Se trata de "aquella cosa juzgada que pueda ser revisada por los órganos jurisdiccionales a la luz de la aparición de nuevos elementos de prueba", definió el abogado.
En ese caso uno de los planteos que pueden hacerse es que "han aparecido los restos y que una de las consideraciones que se habían hecho (desde Fiscalía) era la ausencia del cuerpo, ya que es cierto desapareció en 2012 y apareció en 2014" y recién en 2016 se conocieron los resultados de ADN.
En su momento, la Fiscalía, como acusadora pública, "no pudo encontrar el cuerpo, no pudo probar las lesiones, incluso no pudo comprobar que esté muerto, pero ahora ya está el cuerpo. De manera tal que hay nuevos elementos, hay testimonios, hay informes de Brigada, a lo mejor puede y debe reanalizarse, ha habido reconocimientos positivos, debe haber habido algún hecho en el que se debía haber puntualizado", afirma el abogado.
Según Hughes ya existe jurisprudencia de acciones de nulidad de causas sobreseídas, sobre todo en el orden federal. En ese tipo de casos, "siempre existe alguna posibilidad" de reabrir la causa, "si es así avanzaremos en ver cuáles son las nuevas líneas de investigación", graficó.
Para Hughes la falta de allanamiento en el depósito del hotel Residencial del Sur en la madrugada del 9 de noviembre de 2012, "es un hecho delicado" ya que pudo haber sido un elemento importante porque allí pudo haber estado el cuerpo de Freytes. "Podrían haber dejado una consigna, hacer un allanamiento", manifestó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico