El abogado que asesinó a su esposa delante de su hijo se negó a declarar

"Más allá de que es un derecho que le asiste, le aconsejé que se niegue a declarar. Optamos por tener un mínimo de prudencia y no estaba para declarar", dijo el abogado defensor de López Rossi cuando salió del Palacio de Tribunales.

El abogado y docente que el martes asesinó a puñaladas a su ex mujer delante de su hijo de 9 años en un departamento del barrio porteño de Belgrano, se negó ayer a declarar ante la Justicia porque, según informó su defensor, está "muy shockeado".
Se trata de Claudio Angel López Rossi (53), quien por consejo de su abogado, Marcelo Clavel, se negó a declarar ante el juez Jorge López, subrogante en el juzgado de Instrucción 34 porteño, por el femicidio de su ex esposa Elke Yvars Beck (50).
El crimen fue cometido el martes por la mañana en el departamento "B" del sexto piso de un edificio ubicado en Amenábar 1870, donde la mujer de nacionalidad alemana vivía con su hijo, de 9 años, que presenció el ataque.
"Más allá de que es un derecho que le asiste, le aconsejé que se niegue a declarar. Optamos por tener un mínimo de prudencia y no estaba para declarar", dijo a Télam Clavel cuando salió del Palacio de Tribunales.
"Mentalmente está shockeado. A veinticuatro horas de lo ocurrido no podía declarar", afirmó Clavel quien, de todas formas, anunció que ya pidió una copia de la causa "para analizar el hecho en profundidad y eventualmente solicitar una ampliación de la indagatoria pero cuando Claudio esté en condiciones de prestar declaración".
López Rossi, quien además de ser abogado es profesor de educación cívica e historia en el prestigioso colegio religioso San Juan Evangelista del barrio porteño de La Boca, seguirá detenido por el delito de "homicidio agravado por haber sido cometido contra una mujer y mediante violencia de género" (femicidio), que prevé una pena de prisión perpetua.
El abogado Clavel, quien también venía representando a López Rossi en los conflictos legales que el imputado tenía con la víctima, reveló que la pareja hacía meses que atravesaba un conflictivo divorcio, cuya sentencia salió "hace pocas semanas" pero que también atravesó "una exclusión de hogar que si bien había sido solicitada por la víctima hacía varios meses antes, recién se efectivizó en agosto".
"La denuncias que ella hizo fueron por maltrato y amenazas pero no llegaba a ponerle la mano encima", contó el defensor de López Rossi.
Al ser consultado respecto a si la estrategia de la defensa será apuntar a un estado de inimputabilidad o emoción violenta, Clavel dijo a Télam que "no sería prudente en este momento hacer ese tipo de especulaciones", aunque indicó que en el juzgado ya le informaron que López Rossi será sometido a una serie de estudios psicológicos y psiquiátricos.
Fuentes judiciales indicaron a Télam que como la autoría del hecho ya está probada en manos de López Rossi, quien cometió el asesinato delante de su hijo y fue detenido ensangrentado y con el arma homicida cuando trataba de huir del lugar del hecho, el juez López y el fiscal de instrucción César Troncoso quieren determinar cuál es el estado de salud mental del acusado para determinar si es o no imputable.
Clavel también informó que el hijo de la pareja y testigo presencia del asesinato, quedó bajo la custodia de la familia materna.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico