El acceso a la tierra sigue siendo un gran problema

El viceintendente Juan Pablo Luque, junto a concejales del FPV, se reunió con los vecinos del sector de zona norte denominado COMIPA, donde viven 500 familias alrededor de 11 pozos petroleros sin sellar. La situación de las tierras es la prioridad para llegar con otros servicios básicos y mejorar la calidad de vida.

La reunión surgió en el marco de la jornada de limpieza organizada por la Municipalidad y con trabajo compartido por los propios vecinos limpiando sus espacios públicos en el sector denominado COMIPA, un asentamiento que se formó complejamente a los laterales de la avenida Nahuel Huapi, alrededor de pozos petroleros ­-muchos de ellos sin sellar-, situación que impidió que se pudiera avanzar en la regularización.
Los vecinos agradecieron la presencia del vicentendente Juan Pablo Luque, el funcionario Fernando Vivas y los concejales del FVP, Mario Soto, Guillermo Almirón, Nicolás Caridi, Maximiliano Sampaoli y Adriana Casanova. "Es la primera vez que viene alguien del gobierno a escucharnos", afirmó la vecina Graciela Tejada.
El viceintendente Luque describió la situación como "una de las crudas realidades de Comodoro, acá está todo por hacerse. Hay un asentamiento en el medio de un predio lleno de pozos petroleros, algunos en actividad y otros que no han sido sellados; entonces es lo que no nos permite poder avanzar con la regularización de tierras, para luego seguir con los servicios".
Sin embargo, advirtió que van a trabajar para destrabar la situación y comenzar la regularización que traería a largo plazo las soluciones para el barrio.
"Es gente muy buena, con muchas intenciones de poder regularizarse y vivir dignamente. Es un trabajo que vamos a hacer desde el municipio. Ya empezamos a trabajar con tierras y vamos a ver el relevamiento que tiene la gente de hidrocarburos sobre los pozos mal sellados, que son de la empresa Cri Holding y les vamos a exigir que selle los pozos correspondientes para poder reducir el radio de seguridad", explicó.

SUMA DE TRAMITES

En la reunión mantenida en el Espacio Comunitario Carlos Mugica, los referentes explicaron todas las necesidades del sector. Sin la regularización de las tierras, no se puede hacer la mensura correspondiente y el trámite para los servicios básicos –no tienen agua ni cloaca-; además el colectivo no ingresa, como así tampoco los servicios de emergencia por las malas condiciones de la calles.
"Es la primera vez que se hace una reunión con concejales y gente del Ejecutivo y estamos viendo cómo se puede avanzar para solucionar las prioridades. La más importante es la regularización de las tierras, pero a partir de allí necesitarán la mensura, los servicios, la reparación de los caminos para estas 500 familias", comentó el concejal Nicolás Caridi.
El concejal Guillermo Almirón reafirmó que "el tema de los servicios es el eje de esta gestión. Junto con el Municipio tenemos la impronta de recorrer los barrios más carentes de los servicios básicos y seguir la línea que marcó el intendente a nivel presupuestario, pensando las obras a futuro que se van a llevar adelante con los fondos del endeudamiento, que sin lugar a dudas van a estar destinados a este tipo de acciones".
Más allá de sus dificultades, los vecinos intentan motivar lazos entre ellos, espacios para los chicos y actividades de reparación de lugares públicos. Uno de los principales frutos de ese esfuerzo es el Espacio Comunitario "Carlos Mugica", que nació en 2010 de la mano de Graciela Tejada.
"Cuando vimos la precariedad de las viviendas, ocupamos este lugar para generar un espacio destinado a las personas cuyos derechos han sido vulnerados. Estamos acá para elevar el potencial de todos los chicos", recordó la fundadora.
El concejal Almirón destacó que "tienen un nivel de organización para destacar, que es muy importante para desarrollar el trabajo que hay que hacer".
El espacio se abre los fines de semana y ofrece merienda, apoyo escolar y recreación para chicos desde los 3 a los 17 años. También hay un ropero comunitario y a fin de cada mes festejan los cumpleaños de los niños. "Dentro de lo que es recreación, también tenemos murga y fútbol, que incorporamos en dos canchas que hicieron los propios chicos", agregó Tejada y resaltó algo fundamental: "la recreación nos ha facilitado manejar la violencia porque algunos eran muy agresivos y hoy ven que todos son compañeros. Aquí también trabajamos con ellos conceptos como democracia, justicia, derechos de los niños y darles herramientas para la vida".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico