El acto central por el Día de la Memoria se enfocó en el pasado y tocó el presente

Con encendidos discursos sobre el pasado, pero también con proyección sobre el presente, distintas organizaciones políticas y sociales de Comodoro Rivadavia, en el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, conmemoraron ayer los 40 años del golpe de Estado de 1976. El Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU), finalmente optó por no participar del mismo y retiró su columna de la plaza de la Escuela 83 para protagonizar un escrache en las instalaciones del Citibank, en Rivadavia entre 9 de Julio y Moreno.

Las actividades por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, en Comodoro Rivadavia, que comenzaron el miércoles, concluían anoche, al cierre de esta edición, con la proyección del filme "Verdades Verdaderos, la vida de Estela" Carlotto y la actuación, en el Centro Cultural, de músicos y poetas, pero el acto central se desarrolló por la tarde en la plaza de la Escuela 83, donde distintas organizaciones, nucleadas en la Comisión de la Memoria, realizaron discursos y otras intervenciones, con las que se repudiaron tanto los 40 años del golpe, así como la presencia en la Argentina del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Lo mismo con las determinaciones políticas y económicas adoptadas por el gobierno nacional de Mauricio Macri.
Antes del arranque formal de la actividad, la columna del PSTU, optó por retirarse de la plaza ya que, luego de movilizarse desde la Alsina, al llegar a la Escuela 83 no ocultaron su sorpresa y molestia por la presencia de funcionarios municipales, entre ellos el propio intendente Carlos Linares, y otros dirigentes del justicialismo a quienes, a viva voz, acusaron de "ser parte y cómplices de la entrega".
Más allá de esa situación, que no generó incidente alguno, el acto no solo comenzó sino que se desarrolló con normalidad, desde el momento en que se dieron lectura a los poemas alusivos del colectivo Peces del Desierto, hasta el último discurso, que fueron más de los inicialmente previstos porque, con criterio amplio, se decidió abrir el micrófono a quien "quiera o tenga algo para decir".

"SEGUIR EN LA CALLE"
El primero de los discursos correspondió al representante de La Cámpora, Daniel Caridi, quien primero recordó que su agrupación fue y es "denostada por los grandes medios nacionales, como Clarín y La Nación, que fueron los que apoyaron la dictadura militar", algo que consideró como lógico, más que casual. El joven reivindicó la lucha en defensa de los derechos humanos, lo hecho por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, e instó a la gente "a seguir ganando la calle, porque eso es lo único que pone nerviosos y temerosos a los grupos económicos y sus ejecutores".
La trabajadora social Luján Gutiérrez, ex detenida, leyó una carta que presentó en el Concejo, el 13 de marzo del 2012, a meses de haber declarado en los juicios por la verdad en Mar del Plata, en la que pidió que el municipio "cambie el nombre a la calle Pedro Giachino y retire la placa que lo tiene como un héroe, cuando en realidad, pese a haber muerto en Malvinas, fue un represor y un miembro destacado de los grupos de tareas". El pedido, como otros referidos a nombres de calles o plazas, no fue todavía respondido.
Mauricio Ruiz de Movilización y Acción para un Pueblo Unido, al igual que los dos oradores anteriores, trajo a la evocación y la condena por el golpe ocurrido hace 40 años la condena para el "modelo político y económico que está implementando el nuevo gobierno nacional". También dijo que los "30.000 sueños arrebatados, están más vivos que nunca, porque nosotros seguimos gritando y reclamando por ellos en las calles".

EL REPUDIO A MACRI Y OBAMA
En la plaza también se expresaron, en sintonía, Sergio Benítez y Galo Oviedo del PC, Fabiana Antiñir de la comunidad Ñankulawen, que reiteró su pedido para que la plaza se llame oficial y públicamente Kompuchewe, Elena González de la Asociación de Docentes Universitarios, los vecinos Daniel Rivas, Carlos López, Alberto Lagleyze por la CGT Saúl Ubaldini, la titular de la Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Susana Díaz, y el referente del grupo ProDerecho de los niños, Roberto Llaiquel.
Los momentos más fuertes del acto fueron, tal vez, el discurso de Liliana Corso de "Banderas peronistas", que con la garganta cortada por la emoción obsequió -junto al secretario de Cultura, Daniel Vleminchx- un libro a los referentes de la comisión de la memoria, y la entrega de otra distinción, por parte del concejal Nicolas Caridi, al ex detenido y referente sindical Juan Rivarola, quien, tras describir brevemente su historia, aseguró: "la lucha contra los grupos económicos continúa, y por eso estoy y estaré siempre en la calle, junto al pueblo".
Finalmente, antes de la implementación del "cordel de la memoria", en donde los presentes dejaron pañuelos blancos y testimonios, Llaiquel y la periodista Mónica Baeza, que condujeron el acto, leyeron los nombres de los 30 desaparecidos del Chubut que -se aseguró en la plaza- "están presentes hoy y siempre".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico