El acuerdo con los 'buitres' tiene luz verde y se tratará la semana que viene en Diputados

La alianza oficialista negoció algunas modificaciones del proyecto de pago a los fondos buitre para lograr el dictamen en mayoría con las firmas en disidencia parcial de los bloques encabezados por Sergio Massa, Diego Bossio y Darío Giustozzi.

El oficialismo, junto con el Frente Renovador y el bloque Justicialista, emitieron ayer un dictamen de mayoría al proyecto de normalización de la deuda que busca resolver el litigio con los fondos buitre, al que se le introdujeron límites en lo que respecta al volumen de endeudamiento y otros aspectos respecto a la iniciativa original enviada por el Poder Ejecutivo.
En ese sentido, el diputado massista Marco Lavagna informó que "se incorporó un artículo que aclara que la emisión es para cerrar los acuerdos y cualquier emisión adicional se atenga al presupuesto".
"Hemos hecho las modificaciones para que la devolución del 15 por ciento sea gradual, por eso la creación de la bicameral, supongo que la discusión del jueves tendrá que ver con eso", agregó.
La alianza oficialista negoció algunas modificaciones del proyecto de pago a los fondos buitre para lograr el dictamen en mayoría con las firmas en disidencia parcial de los bloques encabezados por Sergio Massa, Diego Bossio y Darío Giustozzi. La iniciativa conserva la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, una de las exigencias del juez neoyorquino Tomas Griesa para cerrar el acuerdo con los holdouts.
El diputado del Frente Renovador Marcos Lavagna señaló que la decisión de acompañar el dictamen de mayoría se debe a que "el oficialismo tomó" cambios propuestos por su bancada, en referencia a la incorporación de un artículo que indica que "la deuda emitida únicamente se utilizará para cerrar el acuerdo con los buitres y cualquier emisión especial se deberá ajustar a lo que está aprobado por presupuesto".
Lavagna agregó que la firma del dictamen en disidencia parcial se debe a que "seguiremos discutiendo en el recinto" y señaló cuestiones como las características del tipo de emisión y sus condiciones. En el mismo tono, el titular del bloque Compromiso Parlamentario por la Argentina, Darío Giustozzi, ratificó el acompañamiento del dictamen en mayoría, con disidencias.
Tras conseguir la firma del dictamen en mayoría, sólo quedó por confirmarse la fecha en la que el proyecto será tratado. "Si hay un pedido fuerte de que se espera para debatir, la sesión se realizará el martes", adelantó Luciano Laspina, presidente del Comisión de Presupuesto.
Los diputados finalizaron así tres días de debate sobre el proyecto gubernamental, que contempla la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y la autorización para un endeudamiento por un monto de 15.000 millones de dólares, a fin de emitir títulos a cinco diez y quince años con tasas promedio del 7 por ciento.
Antes del comienzo de la reunión, Laspina había convocado a los indecisos al indicar que el oficialismo estaba "dispuesto a modificar la redacción" del proyecto. "La ley no presenta un cheque en blanco, la ley solo autoriza el endeudamiento solo para cancelar las obligaciones que surjan de la firma de estos convenios", afirmó el legislador macrista.
"Estamos dispuestos a modificar la redacción para que quede expresamente claro que lo que estamos solicitando acá es sólo la deuda que se necesita para pagar estos acuerdos que se están firmando, que van a permitir a la Argentina recuperar el crédito a largo plazo", insistió el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja.

LOS CAMBIOS QUE
PROPUSO EL PJ
El bloque de Diputados justicialistas, pidió modificaciones al proyecto que presentó el Gobierno que incluye derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano.
De antemano, el Gobierno nacional sabía que necesitaría el apoyo de otras fuerzas políticas en el Congreso para poder derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y poder pagarle así a los fondos buitre.
Una de las bancadas que adelantó su intención de acompañar el proyecto macrista es el bloque Justicialista, aunque advirtió que reclamará cuatro modificaciones.
En ese sentido, el diputado nacional Oscar Romero enumeró: "queremos que esta ley no sea un cheque en blanco, poniendo un tope al endeudamiento", sostuvo y explicó que era necesario introducir un límite a la autorización de endeudamiento que finalmente sería de un monto 12 mil millones de dólares.
Afirmó que se pudo eliminar del segundo párrafo del artículo 10, que afectaba las potestades tributarias de las provincias. "Era una cláusula que considerábamos de dudoso federalismo mediante la cual se pretendía prohibir a las provincias hacer uso en materia impositiva".
"Los informes en relación a la deuda serán mensuales en lugar de semestrales". De esta manera, el Congreso de la Nación recibirá información del avance de las tratativas y los acuerdos a los que se arribe durante el proceso de negociación.
Por último agregó que, según fue acordado, se logró que el Ejecutivo no invada facultades del legislativo, eliminando que se ponga fecha a la sanción de la ley.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico