El acuerdo petrolero con Nación podría cerrarse por un precio menor al actual

Los gremios petroleros, con el apoyo de los gobiernos provincial y municipal, mantendrán hoy en Buenos Aires una nueva serie de reuniones con las compañías operadoras y el gobierno nacional. Esperan conseguir respuestas para mantener la actividad, puestos de trabajo y el cronograma de inversiones que corren riesgo tras la finalización de la política de un precio interno del barril de crudo diferenciado de la cotización mundial, que aplicó en los últimos dos años el gobierno nacional y que se extendió hasta el jueves. Luego de la intimación efectuada por el gobierno provincial, el Ministerio de Trabajo de Nación, dispuso la conciliación obligatoria en el conflicto con Tecpetrol.

El secretario general del Sindicato de Petroleros Privados Chubut, Jorge Avila, destacó la conciliación obligatoria dispuesta por Nación en el conflicto con Tecpetrol, que había resuelto comenzar con despidos y revertir el cronograma de inversión en El Tordillo y otros yacimientos de la cuenca ante la continua baja de los precios internacionales del crudo.
Avila consideró que la medida se trata de una "clara señal" de la toma de conciencia de Nación de lo que, para la región en particular y el país en su conjunto, representaba comenzar el año con una crisis en la actividad petrolera.
Antes de la conciliación obligatoria dispuesta por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca (h), el ministro de Hidrocarburos de la provincia, Sergio Bohe, había intimado el miércoles a la operadora para que "cumpla con las obligaciones asumidas en el convenio de prórroga de concesión rubricado el 21 de agosto de 2013 (por el cual Tecpetrol debe invertir y sostener en actividad durante el período 2013 -2017) los actuales equipos movilizados".
La conciliación obligatoria establece que los equipos deben permanecer en el yacimiento y los trabajadores cumpliendo su diagrama de trabajo, con lo cual como primera medida se congelan los despidos que la operadora ya había dispuesto y comunicado, lo que alcanzaba a 400 operarios.
El intendente Carlos Linares confirmó ayer que, como sucedió la semana pasada, estará presente en Buenos Aires en las nuevas reuniones, con operadoras y funcionarios del gobierno nacional, que se desarrollarán hoy y mañana, con el objetivo de asegurar la actividad y los puestos de trabajo.
Como lo hizo Avila, el jefe comunal rescató los encuentros que, hasta el momento se mantuvieron con Triaca y con el ministro de Energía de Nación, el ex CEO de Shell, Juan José Aranguren.
Desde Petroleros Privados, además de remarcar la conciliación obligatoria con Tecpetrol, se recordó que persiste el estado de "alerta y movilización del gremio".
Avila, también titular de Petrominera, aseguró que pese a las dificultades se está avanzando en la discusión y consideró que, tras los contactos telefónicos que hubo durante el fin de semana, hoy o mañana el propio gobernador Mario Das Neves puede sumarse a las deliberaciones para firmar un acuerdo.

"FALTA UN EMPUJONCITO"

"Hoy la prioridad es buscar las garantías para el trabajo de nuestra gente. Estamos cerca, falta un empujoncito y para eso están también el gobernador, el ministro de Hidrocarburos y el intendente", afirmó Avila en el plenario de delegados del sindicato realizado el 31 de diciembre.
Entre las posibilidades que el fin de semana aparecieron para alcanzar un acuerdo, figura la de mantener un precio interno del barril, pero menor al que se estableció desde el gobierno nacional hasta el jueves pasado, algo que fue reconocido por el propio sindicalista, quien dijo: "no se puede mantener un incentivo tan alto para que produzca una escalonada inflación que no la detenga nadie".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico