El acuerdo con YPF permitirá que ningún petrolero quede sin subir a los yacimientos

Los secretarios generales de los sindicatos de Petroleros Privados, Jorge Avila, y de Petroleros Jerárquicos, José Llugdar, argumentaron que si bien el convenio representa una reducción salarial porque cada operario trabajará menos días al mes, posibilitará sumar un cuarto turno de trabajo que evitará que sean despedidos los trabajadores chubutenses que estaban destinados a equipos del flanco norte de Santa Cruz y que hoy están en sus casas suspendidos.

En conferencia de prensa, los dirigentes de los sindicatos de petroleros de base y jerárquicos, Jorge Avila y José Llugdar, explicaron ayer los alcances del esquema de trabajo acordado con YPF. Esa empresa garantizará en 2017 el mismo nivel de actividad que en 2016, con lo que no habrá bajas de personal –directo de la compañía ni empresas contratistas- bajo el esquema de 14 días de trabajo, 7 de descanso y 7 de suspensión sin goce de haberes (14x7+7). De ese modo, los operarios percibirán el 70% del salario que venían recibiendo, pero se garantiza que todos subirán a los yacimientos.
Avila y Llugdar explicaron ayer los alcances del acuerdo arribado con la petrolera y consideraron que la situación ha sido "mal informada" por algunos medios de comunicación. "Han sido dos semanas durísimas y para nosotros ha sido satisfactorio: todavía no tenemos ningún telegrama de despido de los 1.600 compañeros que tenemos en la casa", indicó Avila, quien el lunes asumirá su segundo mandato al frente del Sindicato de Petroleros Privados Chubut tras el proceso electoral de octubre.
El acuerdo con YPF, especificaron, está planteado en una minuta tras la reunión con los referentes regionales de la empresa y deberá formalizarse. Este implica que desde el 1 de enero la totalidad de los trabajadores que prestan servicio para esa empresa percibirán el 70% del salario.
Se mantendrá en actividad la misma cantidad de equipos que operaron en 2016, sin bajas. También implica que los petroleros que hoy permanecen paralizados suban a los yacimientos y se integren también los trabajadores afectados al flanco norte santacruceño con domicilio en Comodoro Rivadavia, unos 600 que no podrían haber sido contenidos en esa provincia.
Plantearon que el nivel de actividad está garantizado para 2017 y que los trabajadores afrontan solidariamente la paralización de equipos en Santa Cruz. "Ante el personal sobrante en cada base de San Antonio, SP Argentina, SP Servicios Petroleros y el resto de empresas de operaciones laborales, el mejor mecanismo es hacer este esfuerzo que posibilita la rotación de compañeros. Ganarán un poco menos, pero todos mantienen la relación laboral", resumió Carlos Gómez, diputado provincial y referente del Sindicato de Petroleros Privados, quien también estuvo presente en la conferencia.

UN POCO DE OXIGENO
Mientras, Avila planteó que el plan vacacional firmado con YPF "nos ha permitido por lo menos tener oxígeno con casi con 1.000 trabajadores hasta el 31 de enero. De ahí para adelante si podemos encontrar una salida del 14x7+7, la discusión comenzará en enero" dijo, para plantear que este esquema da una "salida para un montón de gente".
Agregó que mientras las miradas críticas se centran en la baja de salarios, debe tenerse en cuenta que también bajan los turnos. "Un trabajador que hacia 21 turnos hará 12, por ende va a cobrar menos. Esa es la realidad; no se está pidiendo a nadie que renuncie a su salario", argumentó.
También dijo que este acuerdo no se replicará con Pan American Energy u otra operadora "porque no tenemos gente de afuera. Sí la tenemos con YPF que nos devolvió 600 trabajadores de Santa Cruz que no tienen posibilidades de insertarse otra vez".
"O encontrábamos salida, o les decimos a esos 600 trabajadores (800 si contamos a los de operaciones especiales) que no tienen lugar en Comodoro, pero son trabajadores nuestros" afirmó Avila.
Subrayó luego que "no estamos entregando nada" porque en seis meses "volveremos a la normalidad", si es que se logra estructurar todo, y reiteró que mientras es cierto que se baja el salario, también estarán 14 días en su casa.
También expuso que el jueves se firmó con Tecpetrol la prórroga del acuerdo por otros 120 días, "pero con inversión cero", con lo que "terminados esos 120 días no hay más nada; no vamos a firmar nada sin plan de inversiones".
Y agregó que la Cuenca del Golfo San Jorge no está incluida en el Plan Energético Nacional. "Para Nación, el problema petrolero está en Neuquén y el sur no existe" planteó Avila.
Indicó que junto al gobernador Mario Das Neves y al intendente Carlos Linares se hace el esfuerzo para incluir a la provincia en ese plan. "Queremos ver cuál es la inversión de las empresas, ver los presupuestos de 2017 para arreglar el año y si hay precio de gas cuál será la proyección e inversión para nuestra gente", sostuvo.
Llugdar, a su vez, planteó que desde otros gremios como Camioneros los juzgan, pero que ellos tuvieron que definir en cuestión de horas cuando el plan de exploración y perforación para 2017 "era cero".
"Los únicos equipos que quedaban eran los de semi. Logramos sostener los diez equipos de workover. Es jornada reducida, pero el trabajador va a cobrar e YPF tuvo que ceder para incluir a los trabajadores: antes eran tres turnos y ahora tiene que mantener cuatro de lunes a viernes. No es lo mejor pero es una alternativa en la que podemos tener a los trabajadores contenidos, con un salario y con obra social", concluyó Avila.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico