El acusado de "apretar" a Jonathan Sierra pasará un mes en prisión

Se trata de Bruno Flores, quien el martes junto a un menor se dirigió hasta la casa de Jonathan Sierra, que en octubre fuera baleado presuntamente por Axel Nieves. La víctima fue amenazada con un arma y un cuchillo para que retire la denuncia contra el detenido. A pedido de la Fiscalía, Flores fue imputado y recibió un mes de presión preventiva. Desde la noche del incidente Sierra cuenta con custodia policial.

En la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se celebró ayer la audiencia de control de detención y formalización de la investigación contra Bruno Javier Flores (18), quien fue detenido el martes por la tarde con una “tumbera” luego de “apretar” a una de las víctimas de su amigo Axel Nieves.
Según expuso el funcionario fiscal Cristian Olazábal, el acusado junto a un menor de 14 años, de nacionalidad dominicana y que se escapó de la Casa del Niño, se presentó ante el domicilio de Jonathan Sierra, en Huergo y Las Margaritas del barrio San Martín.
El acusador recordó que durante la tarde del domingo 16 de octubre, Axel Nieves baleó a Sierra y Ezequiel Soto porque pensó que estos le quemaron su vivienda de la calle Las Margaritas 912. En ese mismo episodio el agresor cuando escapaba disparó contra un patrullero y por poco no hirió a un oficial de la Seccional Cuarta.
Con posterioridad, Nieves fue detenido durante una serie de allanamientos y recibió prisión preventiva hasta el 21 de febrero por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa, dos hechos; en concurso real con abuso de armas agravado por haber sido cometido contra personal policial.
Incluso la semana pasada su abogado de confianza, Guillermo Iglesias, entrevistó a los dos jóvenes baleados, quienes cambiaron la versión de lo sucedido y se desdijeron de la autoría de Nieves ya que se supone que habrían sido amenazados por integrantes de la conflictiva familia.
A partir de los nuevos testimonios, el abogado Iglesias pidió la excarcelación de su defendido en dos oportunidades, pero fue denegada. En ese contexto, Flores y el menor amedrentaron a Sierra en la puerta de su casa para que retirara la denuncia contra Nieves. La policía detuvo a los sospechosos y les secuestró un arma de fabricación casera denominada “tumbera”, además de un cuchillo.

A PRISION

Por esos graves delitos Olazábal ayer pidió que Flores fuera imputado por amenazas coactivas agravadas por el uso de arma de fuego y participación de un menor de edad, en calidad de autor. Ese delito tiene una pena mínima de 4 años de cárcel efectiva, y además el funcionario fiscal solicitó la prisión preventiva del sospechoso por el término de un mes.
El acusado recibió el asesoramiento de la defensora pública Lilian Bórquez, quien pidió la libertad de su asistido o en forma subsidiaria una medida sustitutiva de la prisión.
En su resolución, la juez Gladys Olavarría hizo lugar a la petición fiscal y decretó la prisión preventiva de Flores. Además, otorgó dos meses para concluir con la investigación. Al tratarse de un grave delito, la justicia dispuso que la víctima cuente con una consigna policial afuera de su casa por su seguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico