El acusado de la masacre de Hurlingham pidió ayuda para suicidarse

Diego Alberto Loscalzo, el sindicado autor de la masacre de Hurlingham que fue trasladado el jueves a la cárcel neuropsiquiátrica de Melchor Romero, se quebró en una entrevista con una psicóloga del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y le pidió ayuda para suicidarse.
Así lo reveló un informe de la psicóloga del SPB al que accedió Télam, en el cual asegura que Loscalzo se quebró cuando se le recordaron los hechos por los que estaba detenido y se le nombró al hijo de 11 años de su mujer Romina Maguna.
"Me suplica que le acerque las herramientas necesarias para quitarse la vida, ya que no puede soportar el hecho e ingresar a un penal y ser expuesto a los demás internos", informó la psicóloga.
Tras este informe, el magistrado ordenó su traslado al Penal Neuropsiquiátrico de Melchor Romero.
Según el informe de la psicóloga, "durante la entrevista el interno se encuentra orientado en tiempo y espacio, sin ideas delirantes pero sí suicidas. Con un aspecto desmejorado y desalineado físicamente. Respecto a lo acontecido y de lo que se lo acusa, relata no acordarse nada".
Además, la psicóloga explicó que Loscalzo le relató que "tenía una excelente relación" con su mujer Maguna y sus dos hijos y que mientras recordaba a sus familiares no se visualizaban "signos de angustia latente, hasta cierto grado de frialdad y distancia al relato".
"Al rememorarle lo sucedido ese día, le nombro al niño que le apuntó pero no le efectuó el disparo y trato de llevarlo a ese momento para que pueda aportar y ahí se angustia, nombrando a Uriel de 11 años (hijo de Romina), pudiendo verse a sí mismo de niño, quebrándose en llanto ante esa situación", explicó la psicóloga en su informe.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico