El altar de los hinchas del fútbol

Desde el pasado 28 de febrero, Zúrich cuenta con el Museo de la FIFA. Instalado en tres plantas del edificio Haus zur Enge, que ocupan unos más de 3.000 metros cuadrados, se puede disfrutar allí de una apasionante muestra interactiva y de los recuerdos y reliquias más originales de la historia del deporte más popular en el mundo.

El museo exhibe 1.000 objetos, 4.000 libros y 1.400 fotografías procedentes de los archivos de la FIFA, entre ellos el acta fundacional de la asociación en 1913 y numerosas curiosidades sobre la historia del fútbol desde sus humildes orígenes.
En el museo se reparten más de 15 paneles interactivos y 60 pantallas que proyectan las imágenes más espectaculares de la historia del fútbol. De esta manera, el visitante puede disfrutar de varias experiencias personales asociadas a este deporte. Se puede vivir en primera persona la sensación de los jugadores en un túnel de vestuarios cuando la hinchada les anima para conseguir la victoria; sentirse como un comentarista de radio y televisión en una cabina narrando, por ejemplo, la mágica jugada de Maradona ante Inglaterra en México 1986, catalogada como el mejor gol de la historia.
Además, el museo ofrece la posibilidad a los visitantes de poder donar algún objeto relacionado con el fútbol y la historia de los Mundiales. La exposición "El Baúl de los Recuerdos" del museo muestra recuerdos de la historia del fútbol coleccionados por los hinchas. Sólo hay que tener en cuenta que las dimensiones del objeto no pueden sobrepasar los 23x23x20 centímetros. El museo dispone, para disfrute del público, de un bar deportivo, un bistró con cafetería y una biblioteca, así como de salas para la celebración de eventos y seminarios.

LA JOYA
Sin duda, la Copa del Mundo original que se entregó en el primer campeonato: Uruguay-1930, es el trofeo más preciado de la historia del fútbol. De oro de 18 quilates, pesa seis kilos y sólo puede ser tocado por los jugadores del equipo que gana el Campeonato del Mundo y por alguna autoridad de ese país. No es muy sabido que esta copa solo permanece unas horas en las manos del equipo ganador y que es sustituido por una copia a la que llaman «trofeo del ganador». A partir de ahora el trofeo permanecerá en la Galería de la Copa del Mundo hasta que viaje a Rusia, sede del próximo campeonato en 2018.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico