El argentino preso en España por terrorismo escribió una carta proclamando su inocencia

César Raúl Rodríguez fue declarado culpable esta semana por el juez Fermín Echarri, de la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, por lo que volvió a ser encarcelado para cumplir 8 años de prisión. "Nunca he cometido un delito", escribió.

El santiagueño condenado a 8 años de prisión por integrar una célula terrorista en España , escribió una carta en la que proclama su inocencia y se desvincula de cualquier actividad vinculada con el reclutamiento de personas para combatir por el Estado Islámico en Medio Oriente.

César Raúl Rodríguez fue declarado culpable esta semana por el juez Fermín Echarri, de la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, por lo que volvió a ser encarcelado para cumplir la pena impuesta.

Como una forma de defenderse, el hombre de 32 años que emigró definitivamente en 2012 a la península ibérica en busca de trabajo con su familia, sostuvo en su misiva que "nunca he cometido un delito, mis padres me educaron en la humildad y la honestidad. Nunca he tenido otra motivación que trabajar para mantener a mis dos hijas y mi amada mujer".

"No he tenido otra ambición que la de ser emprendedor y trabajar por mi cuenta con 24 años", afirmó.
En otro párrafo, señaló que "nunca imaginé verme en esta situación, sentado en el mismo lugar de auténticos criminales y esta asociación por deshonor es un sambenito muy pesado que no es de mi talla".

En relación a la relación que, según la acusación fiscal, tenía con los otros miembros de la célula Al Andalus, explicó que "en mi condición de musulmán argentino y estudiante de temas bíblicos de forma autodidacta, me han llevado a conocer a infinidad de personas y personajes que a botepronto no tuve indicios o prejuicios para saber su futuro si sería un criminal o una persona de bien".

Asimismo, descalificó pruebas como supuestas conversaciones y mensajes con los otros sospechosos de formar parte del grupo terrorista Al Qaeda y que tuviera intención de viajar a Siria para sumarse a las filas de los combatientes del Estado Islámico.

En cuanto a un viaje a Marruecos, lo justificó diciendo que al estar sin trabajo le había pedido ropa de bebé a otro de los ahora condenados para vender y generar así un ingreso en efectivo para su familia.
Por otra parte, puso énfasis en repudiar los atentados terroristas y recordó que "todas las víctimas son humanas, pero la mayoría de las víctimas del terrorismo reaccionario son musulmanes".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico