"El arrepentimiento no fue sincero, es una estrategia"

La madre de Matías Suárez , Alejandra Araya consideró que el pedido de disculpa por parte de su sobrino y homicida de su hijo, Joaquín Suárez, forma parte de una estrategia para mitigar la pena que se le va a dictar. Además, la mujer advirtió que la familia sigue "intranquila" por el contacto que Joaquín mantiene con "mala junta" fuera de encierro. "Tres celulares le sacaron las últimas semanas", dijo.

Se acerca la etapa final del juicio por el crímen de Matías Suárez en manos de su primo Joaquín Suárez. Ayer, el imputado admitió su culpabilidad y pidió perdón a los deudos. Este mediodía, Alejandra Araya, la madre de Matías se refirió a esta declaración y consideró que "el arrepentimiento es una estrategia para que le den menos años, es algo estratégico de su parte, eso no fue sincero".

En este sentido, indicó que la querella que la representa pide 18 años de prisión para Joaquín, la Fiscalía 13 años y la defensa solo 10 años. Esto será resuelto el lunes a partir de las diez de la mañana.

Lo que se defina allí "nos va a traer tranquilidad a la familia", indicó Araya y recordó que Matías tenía solo 26 años cuando fue brutalmente asesinado. "Dejó dos hijos, uno de ellos una bebe que ni siquiera alcanzó a conocer. Nosotros tenemos que seguir por ellos", sintetizó la mujer.

Asimismo, indicó que la familia se encuentra a la espera de los datos que puedan arrojar las cámaras de seguridad próximas a su vivienda de las horas previas al inició del juicio cuando fueron tiroteados. "Creemos que son mandados por Joaquín, a él de su celda en la Seccional Séptima le sacaron tres celulares con los que maneja todo afuera", explicó la mujer en diálogo con Radio Del Mar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico