El aumento en las tarifas de luz en Comodoro rondaría el 30% y regiría a partir de abril

A pesar de que la resolución nacional establece que el incremento se deberá fijar desde el lunes próximo, la Cooperativa de Comodoro se tomaría el mes de febrero para analizar los cuadros tarifarios, facturar en marzo y cobrar con aumento recién en el mes de abril.

El Gobierno nacional aprobó hoy las nuevas tarifas para la energía eléctrica que comenzarán a regir el próximo lunes, las cuales contemplan aumentos máximos de entre 200 y 300 por ciento para los clientes de mayor consumo, a la vez que se fija una tarifa social para los clientes de menores recursos.

El nuevo cuadro tarifario, fue conocido a través de la resolución 6/2016 publicada en el Boletín Oficial. La novedad generó impacto en Comodoro, donde las tarifas ya son cuestionadas por parte de los usuarios.

En este marco, el gerente comercial de la SCPL, Fernando Lebrún, confirmó a El Patagónico que los aumentos de precios de la energía en la región van a ser de menor monto que en Buenos Aires.

Asimismo, señaló que "estamos trabajando en el rediseño de los cuadros tarifarios. Por estas horas se evalúa ajustar la tarifa eléctrica alrededor de un 100 por ciento, el cual incidirá alrededor de un 40 por ciento en el valor final de la factura de los usuarios".

"Dado que los precios fijados en la Resolución de hoy comienzan a estar vigentes a partir del 1 de febrero pero tiene vencimiento en abril, lo que denota que nosotros rápidamente gestionar ante el poder concedente la posibilidad del aumento tarifario lo antes posible para poder así afrontar los nuevos costos de la energía", dijo.

Finalmente, Lebrún concluyó que "esto es todo muy nuevo, todavía estamos en proceso de ver los números. Lo más importante es que esta Resolución implica una tarifa social -, es decir que aquellas personas que no tienen trabajo, van a tener la posibilidad de acceder a otros precios".

LA MEDIDA

La cartera que conduce Juan José Aranguren aprobó la "Reprogramación Trimestral Definitiva" para el período febrero- abril de 2016, que había elevado la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

La resolución publicada este miércoles contempla aumentos máximos para los clientes de mayor consumo que rondarían entre el 200 y 300 por ciento. Establece un programa de incentivos para usuarios residenciales para el ahorro y uso racional de energía, con tarifas diferenciales para quienes ahorren entre 10% y 20% interanual en comparación con el mismo mes de 2015, y para quienes ahorren más del 20%.

Habrá tarifa social para quienes consuman menos de 150 kilowatt/mes, según los criterios que establezca el Ministerio de Desarrollo Social. En ese caso, no se cobrará a los usuarios.

Según la normativa, en los últimos años "el abandono de criterios económicos en la definición de los precios del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) distorsionó las señales económicas, aumentando el costo de abastecimiento, desalentando la inversión privada de riesgo dirigida a incrementar eficientemente la oferta y restando incentivos al ahorro y el uso adecuado de los recursos energéticos por parte de los consumidores y usuarios".

"Simultáneamente, sólo una proporción menor del costo de abastecimiento fue afrontado por la demanda de energía eléctrica, recurriéndose a los recursos del Tesoro Nacional para cubrir la porción sustancial de dicho costo, lo que contribuyó significativamente a una presión tributaria progresivamente creciente sobre el conjunto de la población, situación que en la actual magnitud deviene insostenible".

La actualización de las tarifas ocurre "ante el desfasaje existente entre los costos reales y los precios vigentes, y considerando las posibilidades de pago de los usuarios y la conveniencia de prevenir un impacto negativo en la economía nacional".

Asimismo, en la normativa que lleva la firma del ministro Juan José Aranguren se incorpora "a través del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), un sistema de incentivos que se traducirá en un mecanismo de disminución del precio de la energía sancionado como contrapartida del esfuerzo de cada usuario residencial en la reducción del consumo innecesario".

La medida toma en cuenta que "parte de la demanda de usuarios finales carece de capacidad de pago suficiente para afrontar los precios establecidos con carácter general", por lo que se definió "un volumen de energía del total de los Agentes Prestadores del Servicio Público de Electricidad a un precio denominado de Tarifa Social, para ser transferido a precio mínimo a quienes integren dicho universo de usuarios finales según los criterios de calificación y asignación que comunique el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación".

Por otra parte, se indicó que el acceso a los precios mayoristas reducidos para Tarifa Social y estímulo al ahorro estará condicionado al cumplimiento de las obligaciones de pago en el MEM a cargo de los prestadores del servicio público de electricidad, exigibles desde la entrada en vigencia de esta resolución.

Los Agentes Distribuidores y prestadores del servicio público de electricidad que tengan a la fecha deudas con Cammesa con una mora superior a 30 días corridos, deberán en adelante garantizar el pago de sus adquisiciones mediante cesión de sus créditos por cobranza u otro mecanismo alternativo a satisfacción de Cammesa.

Voceros de las distribuidoras consultados por ámbito.com informaron que "hasta el momento no tenemos más información que la publicada en el Boletín Oficial, pero nuestros técnicos están estudiando el cuadro tarifario, que esperamos tener listo antes del fin de semana".

"Sabíamos que iba ser una corrección de la tarifaria. Lo que se hace la medida es unificar el costo de la tarifa a nivel nacional", agregaron.

El traslado del aumento no es directo al usuario residencial y comercial, ya que el precio consta de tres componentes: costos fijos, costos variables y la carga impositiva, que varía según la provincia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico