El aumento de peso en las vacaciones podría conducir a una "obesidad engañosa"

La investigación llama a vigilar el consumo de alcohol y controlar el peso antes y después de las vacaciones. "La gente no se da cuenta de lo que está sucediendo, y por eso después de las vacaciones no pierden peso", afirman expertos.

Es muy probable que de las vacaciones se regrese con algo de peso adicional, sugiere una nueva investigación.
El estudio observó a 122 adultos estadounidenses, de 18 a 65 años de edad, que se fueron de vacaciones de una a tres semanas de duración entre marzo y agosto.
El 61 por ciento aumentaron de peso durante las vacaciones y ese peso tendía a persistir después de que volvieran a casa. Algunos aumentaron hasta 3.2 kilos, mientras que otros perdieron peso, hallaron los investigadores.
Uno de los factores que más contribuyeron al aumento de peso en las vacaciones fue un mayor consumo de calorías, sobre todo provenientes del alcohol. La cantidad promedio de bebidas pasó de ocho por semana antes de las vacaciones a 16 por semana durante las vacaciones.
Los hallazgos son alarmantes, según la autora del estudio, Jamie Cooper, profesora asociada del departamento de alimentos y nutrición de la Universidad de Georgia.
"Si una persona solo aumenta de 0.5 a 0.9 kilos al año, y aumenta tres cuartas partes de esa cantidad en unas vacaciones de tres semanas, se trata de un aumento de peso bastante sustancial en un periodo corto", dijo Cooper en un comunicado de prensa.
Los resultados respaldan la teoría de la "obesidad insidiosa", en que los adultos aumentan cantidades pequeñas de peso durante un periodo largo, lo que acrecienta su riesgo de problemas de salud en el futuro.
"La gente no se da cuenta de lo que está sucediendo, y por eso después de las vacaciones no pierden peso". El estudio fue publicado en línea como adelanto de su publicación impresa en la revista Physiology and Behavior.

Fuente: University of Georgia

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico