"El balance es muy positivo, pero no nos conformamos con esto", dijo Schattmann

Con hambre de gloria, el jugador del 'mens sana' se encuentra enfocado en los aspectos a mejorar como equipo. Donde el hecho de ganar fuera de casa ya no será excepción para el cuadro que dirige Gonzalo García, si quiere tener continuidad ante el ganador de la llave entre San Lorenzo y Obras, equipos que se enfrentarán esta noche con ventaja para el "cuervo" por 2-0.

Leonel Schattmann sabe que Gimnasia Indalo tiene el presente que todo equipo de la Liga Nacional de Básquetbol anhela: finalizar primero en la Conferencia que participa y esperar con paciencia al rival en instancias de playoffs, que saldrá del duelo que vienen jugando San Lorenzo y Obras Basket.
“El balance es muy positivo -porque todo equipo anhela terminar en primer lugar en su zona- pero no nos conformamos con esto. Por ello, más allá de que el rival sea San Lorenzo u Obras, nosotros nos enfocamos en los aspectos que debemos mejorar como equipo. Y entre las cosas a superar se encuentra ganar fuera de casa, porque en estas instancias ello ya no será una excepción si queremos tener continuidad en la Liga Nacional”, expresó el escolta en su día libre a El Patagónico.
A la hora de tratar de encontrar explicación por la falta de los buenos resultados fuera de casa, Leonel admitió que para todo equipo es difícil jugar. Y en particular, en Gimnasia Indalo les pasó que tuvieron buenos momentos de juego, pero la cuestión mental les jugó una mala pasada en más de una ocasión y eso hizo que se le escape la victoria.
“Ahora miramos de reojo a los rivales. Y ambos son equipos a respetar porque terminaron en cuarto y quinto puesto. San Lorenzo es un equipo de prestigio por los nombres y el técnico que tienen. Mientras que Obras cuenta con jugadores que desequilibran el desarrollo del juego, manejan bien el pick and roll y tienen un buen respaldo en el banco para el cambio de aire”, sostuvo Leonel.
Con ese panorama, Gimnasia Indalo se encuentra abocado a afinar la parte defensiva y consolidar el manejo de espacios cuando se dan los contragolpes.
“A la hora del ataque, creo que hemos tenido el nivel de efectividad deseado. Y eso quedó de manifiesto en la realidad que estamos parados. Ahora es momento de redoblar esfuerzos y buscar regularidad en el campo de juego. Aparte esta es la instancia más linda de la Liga, donde todo es más competitivo y es menor el margen de error”, confesó.
En el plano personal, Leonel ya transita la tercera temporada en el equipo patagónico, y se fue adaptando a la realidad de la capital petrolera. Aunque reconoce que a su novia le cuesta un poco más la ambientación.
“La ciudad me recibió de la mejor manera y me brindó su calidez, cuesta como le cuesta a cualquiera que está lejos de su casa y sus afectos”, expresó quien fue parte del Juego de las Estrellas en reemplazo del lesionado Nicolás Brussino (Peñarol de Mar del Plata).
“Por un lado me gustó y por otro no, porque nunca es buena noticia la lesión de un colega. De todas maneras no fue mi primera participación, y una vez más fue una instancia de juego donde uno fue a divertirse, que eso es lo lindo de este deporte”, sentenció.
Gimnasia Indalo tuvo jornada libre en el día de ayer, y hoy retornará a los entrenamientos en el Socios Fundadores a la espera de conocer al vencedor del juego entre San Lorenzo y Obras Basket.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico