El Banco Chubut ofrece tres líneas de créditos hipotecarios

Una línea para la construcción de vivienda con una tasa fija del 14% y $900.000 como máximo; otra para la compra o construcción con una tasa variable del 19% y un monto de hasta $1.200.000; y una tercera opción de hasta $3.000.000 para aquellos que quieren comprar departamentos al pozo, casas, terrenos, y dispongan de una hipoteca indirecta, son las opciones que ofrece la entidad bancaria provincial.

Desde enero, tanto la banca privada como pública, vienen lanzando diferentes opciones para alcanzar la casa propia a través de un crédito hipotecario. En el caso de la banca privada las alternativas están vinculadas con los créditos con tasa variable con cotización por valor UVI que genera desconfianza en tiempos de crisis; otra opción es la del ProCreAr que tendrá su tercera etapa a partir de setiembre, también con tasa variable; o la línea que lanzó recientemente Banco Nación para la compra de viviendas, pero que obliga a tener altos ingresos en una ciudad compleja en cuanto al valor de la propiedad.
Según se confirmó, el Banco Chubut también tiene sus propias líneas de crédito, las cuales a priori se presentan como una buena opción a partir de las tasas, los montos y las características que podrían adaptarse a los diferentes bolsillos.
Una de ellas es la tercera etapa de "Nuestro Hogar", línea que se lanzó junto al ProCreAr y que tiene una tasa fija del 14%, que la presenta como la más tentadora opción.
La línea está pensada para la construcción de viviendas y compra, confirmó Andrés Vera, oficial de este tipo de créditos. Sin embargo, por las propias características del mercado, en la ciudad solo sería accesible a la línea de construcción, ya que en la segunda opción el inmueble no puede superar los 5 años de antigüedad y debe tener un valor de $1.200.000, una posibilidad que no abunda en la zona.
Para edificación, en cambio, parecer ser una buena alternativa para quienes quieren construir pequeñas viviendas. La línea ofrece un monto de hasta $900.000, para una construcción que pueda costar hasta un $1.200.000 con un valor de $15.000 aproximado por metro cuadrado.
Su pago puede ser en 60 y hasta 240 cuotas, comenzado a cancelar el valor total de la cuota en un año, aunque en ese transcurso se deberán pagar los intereses.
“La línea esta subsidiada por Provincia y el Ministerio de Economía. Hay que cumplir ciertas condiciones: que sea primer vivienda y que el valor total del proyecto sea de 1.200.000, o menos”, explicó Vera.
"Te da el período de un año para construir y te da un anticipo, un segundo desembolso y luego un tercer desembolso. Se pagan solo interés vencidos, lo que hace que recién al año se paga la cuota completa”, agregó.
Según explicó Vera, para acceder al monto total se debe acreditar un sueldo de $44.000, pagando una cuota de $13.000. Sin embargo, también se puede solicitar para ampliación con un monto de $450.000.

PROYECTOS MAS ONEROSOS
En caso de no superar los montos máximos que otorga "Nuestro Hogar 3", otra opción es el crédito hipotecario tradicional del banco. En este caso, puede ser utilizado para primera o segunda vivienda.
La línea financia hasta $1.200.000 para el 75% del valor total, con una tasa fija del 19% anual durante el primer año, variable a partir del segundo, y un plazo de 120 cuotas para cancelar. Según explicó Vera, esta línea suele utilizarse tanto para compra de viviendas como para edificación.
La tercera opción es la línea de crédito “Destinos diversos”, con la cual no es necesario justificar el destino del dinero, por lo que puede ser utilizada para compra de terrenos, viviendas, departamentos al pozo o casas en otras ciudades. A cambio se debe presentar una hipoteca de una vivienda indirecta, es decir que puede ser de un familiar directo o de quien preste el consentimiento.
La línea otorga hasta $3.000.000 a pagar hasta en 120 cuotas, con un tasa variable del 30%, calculada por el coeficiente Badlar, el cual calcula en forma anual el Banco Central.
Para "Nuestro Hogar 3" se debe presentar título del terreno y planos del proyecto a realizar, mientras que para la línea tradicional el título y los planos de la vivienda que se va a adquirir; y en la tercera opción, título y plano de la casa que se presentará en garantía.
Por supuesto, cada caso será sometido a un análisis crediticio que tendrá en cuenta el total de los ingresos del solicitante, quien puede unificar ingresos con su pareja en Nuestro Hogar, o con los padres y familiares en las otras dos opciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico