El Banco Mundial proyectó el barril de petróleo a 37 dólares promedio

Pronosticó un descenso considerable en el precio de dicha materia prima, ya que la misma institución había proyectado, solamente tres meses atrás, un valor promedio de 51 dólares por barril durante este año.

El Banco Mundial (BM) estimó ayer que el precio promedio del barril de petróleo durante 2016 se ubicará en los 37 dólares, producto de la menor demanda de los países emergentes por su vulnerabilidad económica y por el regreso de Irán al mercado de crudo, después de que se levantaran las sanciones impuestas por las potencias mundiales debido a su plan nuclear.
De esta manera, se produjo un descenso considerable en el precio de dicha materia prima, ya que la misma institución pronosticó, solamente tres meses atrás, un valor promedio de 51 dólares por barril.
Las razones de la baja en las proyecciones recayeron en que, tras la autorización al país persa para que reactive sus exportaciones de "oro negro", éste prometió ingresar en el mercado más de 500 mil barriles diarios, lo que despertó los temores de que se incremente aún más la oferta y el mercado termine de ahogarse completamente.
A esto se le sumó las pretensiones de lograr el autoabastecimiento por parte de los Estados Unidos y la resistencia de los productores a mejorar su eficiencia a pesar de los bajos precios, como así también, influyó el "cálido invierno" europeo, que generó menor demanda a la esperada.
Por otro lado, el informe explicó que la retracción en los precios del petróleo también se debieron a la desaceleración o, inclusive, recesión en las economías emergentes que supieron ser "las principales fuentes de demanda desde comienzos de siglo, por lo que una mayor ralentización podría reducir el crecimiento de sus socios comerciales y el apetito global".
Por otro lado, el estudio indicó que, tal descenso en las estimaciones, beneficiarán a los países que deben importar petróleo, aunque, según manifestó el director de Perspectivas de Desarrollo del BM, Ayhan Kose, "toma un tiempo que los beneficios de estos menores precios de materias primas se transformen en mayor crecimiento económico entre los importadores, mientras los exportadores están sintiendo el problema ahora mismo".
De todas maneras, el organismo supranacional, proyectó que para 2017, el precio promedio se ubicará de 48 dólares por barril y que este rebote "gradual", será resultado de que los productores se verán obligados a "recurrir a recortes de la producción ante las crecientes pérdidas, lo que probablemente compensará cualquier oferta añadida".

OTRAS BAJAS
Además, el informe también acusó la caída de más del 10% en 2016 de otras materias primas, después del desplome del 21% que sufrió en 2015.
Los más perjudicados serán el hierro (-25%), el níquel (-16%) y el cobre (-9%), en su mayoría, producto de la ralentización de la economía china, en conjunto con una mayor capacidad de producción instalada en países como Australia y Brasil.
Por último, las materias primas de origen agropecuario, también retrocederán, pero sólo en un 1,4%, debido a la gran oferta existente y la caída de los precios energéticos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico