El barro dificultó la llegada de Bomberos y los vecinos empezaron a apagar el fuego

El estado de los caminos vecinales que comunican con Bella Vista Oeste dificultaron la llegada de los autobombas para sofocar el siniestro desatado en una amplia vivienda prefabricada del Loteo Yapura. Un camión de los voluntarios se encajó en una grieta y entonces los vecinos lucharon contra las llamas con baldes de agua.

Una gran angustia y de-sesperación invadió a los vecinos del denominado barrio Bella Vista Oeste -situado frente a los tanques de 40.000 m3 de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada-, al ver que las llamas consumían la vivienda y los bomberos no arribaban.
El siniestro se desató a las 19:15 en el piso superior de una casa prefabricada y una de las unidades de los voluntarios se encajó en una grieta de la calle Trevisán y el camino 23 de Febrero. Entonces los habitantes de ese loteo comenzaron a luchar contra las llamas con baldes de agua que llenaban en sus propias casas.
Franco, uno de los vecinos, contó a El Patagónico que uno de los habitantes se subió al techo tras improvisar una escalera con un cerco de metal y comenzó a arrojar agua con el peligro que ello significaba. Primero fueron seis hombres y con el correr de los minutos se sumaron muchos más vecinos.
A los pocos minutos también arribaron los dueños de la amplia casa construida con madera. Incluso los vecinos comenzaron a sacar al exterior todo tipo de muebles, electrodomésticos y prendas de vestir.
El jefe del Destacamento 1 de Bomberos, el comisario José Ayamilla, explicó que concurrieron “muchas unidades porque las condiciones climáticas y el estado de las calles no colaboraron para nada. Tenemos un móvil 4x4".
Ayamilla describió que el incendio "estaba generalizado en una casa prefabricada muy amplia. Cuando estaba viniendo un camión de agua de abastecimiento del Destacamento 1 se pasó a quedar en una zanja y era imposible salir".
Entonces, un camión particular se encargó de tirarlo para sacarlo de la incómoda posición y luego una máquina motoniveladora arregló el camino, todavía en plena emergencia.
De esa forma, llegaron cuatro unidades con unos 30 voluntarios que actuaron para finalmente extinguir el incendio.

El propio comisario bombero recalcó: “se solicitó apoyo al Cuartel Central y al móvil 45 del Destacamento 3 (de Kilómetro 3) porque era de bastante dimensiones la vivienda e íbamos a necesitar muchísima agua. Entre 25 y 30 bomberos vinieron para acá. No hay nada más que lamentar que lo material".
El fuego de la planta alta fue sofocado y el temor era que se derrumbara el entrepiso construido con machimbre, material de alta combustión. Entonces "para salvar los muebles estuvimos sacándolos con los vecinos que ayudaron a sacar sillones, televisores y todas las cosas”, destacó Ayamilla.
La dueña de casa, en tanto, tuvo que ser contendida por los vecinos al descompensarse por la situación vivida. Incluso, una habitante del barrio la hizo sentar en una silla, la calmó y le tomó la presión.
Muchos de los vecinos se quejaron por el estado de los caminos, dado que quedan aislados por la lluvia.
Franco, propuso que se haga una especie de camino corredor, el cual debe estar señalizado para que lleguen las fuerzas de seguridad ante una emergencia como esa. “Los caminos petroleros están hechos de esa forma”, graficó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico