El bautismo de fuego de Fuerza Aérea también fue evocado en Río Gallegos

A mediodía de ayer, junto al monumento que se erigió en Río Gallegos en memoria de los hombres del arma que murieron en las acciones bélicas del Atlántico Sur, la Fuerza Aérea Argentina evocó el 35° aniversario de su bautismo de fuego acontecido en la tarde del 1° de mayo de 1982 cuando escuadrillas de aviones Mirage V-Dagger atacaron a buques der guerra británicos que se aproximaban a las costas de las Islas Malvinas.

Caleta Olivia (agencia)

La ceremonia fue presidida por el comodoro Juan Carlos Piuma, jefe del Comando de Adiestramiento de la base aérea militar de la capital provincial, contándose además con la asistencia del comandante de la XI Brigada de Ejército, coronal Fernando Ros, y del jefe de la Zona Naval Santa Cruz, capitán de navío Carlos Olmos.
También participaron altos oficiales de Prefectura Naval, Gendarmería Nacional y Policía provincial, en tanto que el municipio estuvo representado por el concejal Evaristo Ruiz e incluso concurrió el cónsul de Chile, Jorge Salinas Paredes, además de vecinos en general.
Una formación de efectivos de las fuerzas armadas y de Seguridad, otorgaron un marco solemne a la fecha evocativa, habiendo realizado un minuto de silencio en memoria de los caídos, tras lo cual se depositaron ofrendas florales al pie de uno de los aviones que intervinieron en la guerra y ahora se constituye una reliquia que da un marco imponente al monumento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico