El "Bebu" Girolami busca hacer historia en el WTCC

El cordobés Néstor Girolami, quien está compitiendo en el Campeonato Mundial de Turismo (WTCC), consideró que tuvo "mala suerte" en las cinco primeras carreras del torneo, y que perdió puntos por imponderables, pero que mantiene intacta la "ilusión" de ganar en la categoría.

Tanto el "Bebu" Girolami como Esteban Guerrieri competirán en la sexta fecha de la especialidad, que se llevará a cabo en el autódromo de Termas de Rio Hondo, Santiago del Estero, el domingo 16 de julio.
Girolami, quien nació el 22 de mayo de 1989 en Isla Verde, Còrdoba, comenzó el campeonato del WTCC en Marruecos, con un Volvo S60 del equipo Polestar Cyan Racing, y fue tercero en la segunda competencia (se corren dos por fecha).
El bicampeón del Super TC2000 (2014 y 2015), admitió en diálogo con Telam que el "desconocimiento" de los circuitos -por ser novato en la categoría- es uno de los factores que "influyen", aunque no lo tomó como "excusa".
Si bien está en una etapa de aprendizaje en el WTCC, en la que su coterráneo José María López fue tricampeón, Girolami no se aparta de su principal objetivo, ganar una carrera.
Precisamente, en la segunda fecha, en el mítico autódromo de Monza, Girolami recordó que estaba para llevarse el "triunfo" en la segunda carrera, pero un neumático le jugó una "mala" pasada y pudo arribar octavo.
"Cuento con el apoyo del equipo", subrayó Girolami, y estimó que ello es "muy importante" para encarar la segunda mitad del campeonato, al tiempo que consideró que la carrera a disputarse en las Termas será una excelente "oportunidad" para sumar.
El cordobés ya conoce el trazado santiagueño y, sumado a que le gusta el circuito, reconoció que la categoría tiene "un gran nivel" tanto en la parte técnica como conductiva, aunque le faltaría "aumentar" el parque de autos.
En cuanto al tema de los puntos, Girolami se lamentó de los que perdió de "sumar en Monza, Hungría y Nurburgring", que hoy lo hubiesen posicionado con otra perspectiva para encarar el resto del año.
Ahora, con este panorama, el experimentado Girolami, aún con sus frescos 28 años, manifestó que está para "ayudar" a sus compañeros de equipo que están en mejores posiciones en el torneo.
El próximo 1 de octubre se correrán los 200 kilómetros de Súper TC2000 en Buenos Aires, carrera que ya ganó el "Bebu" Girolami en 2014, en pareja con Mauro Giallombardo. Para esta ocasión, ya recibió la invitación de varios equipos pero sus compromisos en el WTCC le impedirá dar el presente en el autódromo porteño.
Ya quedaron atrás para Girolami los seis meses de suspensión que le aplicó la ACTC en 2013 por una maniobra en la competencia de Turismo Carretera en Rafaela, pero después no recibió ninguna invitación para volver al TC, aunque de todas las decisiones en su vida deportiva, afirmó, no se arrepiente de nada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico