El bloque del FPV presentó un proyecto para que no se puedan designar familiares en el Estado

El bloque de diputados provinciales del Frente para la Victoria presentó ayer, por mesa de entradas de la Legislatura de Chubut, un proyecto para la modificación de ley de ética pública con el que busca impedir que los funcionarios electivos designen en el Estado a sus familiares directos. El autor de la iniciativa parlamentaria es Blas Meza Evans, quien recordó que la misma está basada en un proyecto que presentó el entonces diputado nacional y actual gobernador Mario Das Neves "como una iniciativa para evitar que la sociedad critique los nombramientos de familiares directos en el Estado".

El diputado provincial Blas Meza Evans reconoció, que los fundamentos de la iniciativa presentada ayer en la Legislatura fueron copiados de un proyecto de ley que presentó en su momento Mario Das Neves cuando era diputado nacional y dado la contundencia y solidez del mismo se lo tomó como idea para aplicarlo en el Estado provincial con la intención de acabar con el amiguismo y la portación de apellido.
En sus articulados se establece que queda expresamente prohibido proceder a la designación de familiares directos, padres, hijos, hermanos y al cónyuge en cualquiera de las áreas funcionales, administrativas, técnicas, de maestranza, operativa y/o política, de planta permanente o transitoria del organismo o dependencia del Estado en el cual aquél cumpla funciones o cargo electivo, importen o no grado de subordinación jurídica o administrativa directa o indirecta entre el designante y el designado.
Se indica que en caso de no cumplimiento, implicará la remoción automática del cargo tanto del funcionario designante como del designado y la prohibición de desempeñar tanto uno como el otro en toda clase de cargos en el Estado Provincial por el término de cinco años.
Blas Mesa Evans sostuvo a la prensa que el proyecto es una copia del presentado en su momento por Das Neves y coincidió con el actual gobernador que una de las críticas de mayor resonancia se corresponde con la designación por parte de los funcionarios de turno de familiares directos en puestos de planta permanente o transitoria, contribuyendo muchas veces al sobredimensionamiento del Estado por una parte, y a la creación de estructuras o subestructuras administrativas innecesarias que solo han servido o sirven para el sostenimiento de los nombramientos donde no se han primado las condiciones de capacitación profesional o técnica para el puesto o cargo a ocupar.
"Coincidimos con Das Neves que la portación del apellido no puede generar el derecho inamovible a ocupar los cargos, independientemente y por encima de toda condición de idoneidad, que pueda o deba tener cualquier postulante a ese puesto", dijo.
Siguiendo con los fundamentos del proyecto de ley, se sostiene que los conceptos de corrupción de amiguismo y de privilegio hacia familiares en la designación de puestos en el Estado, caen como una sombra inevitable sobre la cabeza de todos los funcionarios en su conjunto, aún de aquellos que, criteriosamente y con acertado tino han sido cautos en la designación de secretarios, asistentes, asesores o técnicos en general, sin ningún lazo más que la idoneidad para ocupar el puesto o cargo para el cual fueran designados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico