El "Caleta Olivia" navegó sus primeras millas

El primer barco pesquero construido íntegramente en Comodoro Rivadavia fue botado ayer por la mañana en las costas del barrio Stella Maris y luego del mediodía inició su viaje piloto hacia Caleta Córdova, donde se ultimarán detalles de funcionamiento y administrativos para que luego comience a operar en Caleta Paula, Santa Cruz, capturando merluza que se procesará y comercializará en la región.

Luego de las 13 de ayer, el barco "Caleta Olivia" de la empresa pesquera Costa Bonita comenzó a moverse en la playa del barrio Stella Maris. A esa hora la embarcación todavía era sostenida por los montantes de madera y la botella de champagne con la que se realizó su bautismo ya no se veía producto del ascenso de la marea. Minutos después, el primer montante cesó por el flote de la nave, marcando lo que sería su botadura final en las frías aguas del Océano Atlántico.
Más de 50 vecinos de Comodoro Rivadavia fueron testigos del arranque del primer barco pesquero construido en esta ciudad, un hecho histórico para esa actividad industrial que quedará en la retina de quienes se acercaron hasta la costa para ver el operativo.
Tal como había adelantado El Patagónico en su edición de ayer, la embarcación un día antes había sido trasladada desde el predio de Gresuco SA, propiedad de los hermanos Marcelo y Eduardo Barone que encabezaron el proyecto, hasta la costa del barrio pesquero.
Así, a primera hora de la mañana comenzó su traslado aguas adentro, aprovechando que la marea estaba baja. Luego comenzaría una larga espera a orillas del mar.

UN HECHO HISTORICO

La familia Barone no podía ocultar su orgullo por este emprendimiento asociativo que en un hecho inédito reunió a empresarios y empleados con un mismo objetivo. Marcelo Barone se mostró feliz minutos después de que su madre, Marta Susana Romey, rompiera la botella de champagne contra la base del barco, cumpliendo con una de las tradiciones náuticas.
"Estamos muy contentos, nos apuró el agua, subió a última hora muy rápido. Esto es un proyecto de Eduardo, mi hermano, que por cuestiones de salud de su hijo no está en Comodoro. Hubiese sido lindo que esté porque es todo mérito de él que este proyectado lo veamos concretado”, explicó.
"Es un logro también de Cesar Maldonado, Diego D' Alessio, Martín Maldonado y un montón de gente que también ha trabajado en esto. El ingeniero naval Walter Granja, Astilleros Salungo, Luis Amaya, que participó operativamente, y toda la gente que participó de la logística del transporte: Raúl Montiel, la gente de Tránsito, Sociedad Cooperativa que formó parte del traslado”, detalló agradecido.
El "Caleta Olivia", bautizado así en homenaje al nombre de la ciudad de donde son oriundos los hermanos Maldonado y Alesio, demandó cinco años de trabajo, con una inversión de más de 4 millones de pesos y siete operarios que construyeron bajo supervisión técnica la unidad. La nave tiene 12 metros de eslora, 4,40 metros de manga, 6,60 metros de calado y capacidad para 350 cajones.
Ayer por la tarde, luego de un largo periplo el barco llegó a Caleta Córdova, donde cumplimentará inspecciones y se ultimarán detalles de su funcionamiento. Luego partirá hacia el puerto de Caleta Paula, en Santa Cruz, jurisdicción en la que tiene permiso para operar.
Según confirmó Barone, la embarcación que podrá emplear hasta diez pescadores se dedicará a la pesca de merluza que luego será procesada en Caleta Olivia, comercializándose el producto en toda la zona.
De este modo se sumará a la flota de barcos que los Barone tienen operando en esa ciudad y en Rawson, desafiando el presente de la actividad. “El tema pesquero es cíclico, pero nosotros apostamos al rubro, apostamos a la ciudad, a este nuevo emprendimiento. Es un nuevo desafío y tenemos mucha fe de que esto va a prosperar muy bien”, señaló Marcelo Barone.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico