El camionero dijo que sus asaltantes escaparon en dirección a Comodoro

A partir del robo a tiros que "piratas del asfalto" protagonizaron el sábado en la Ruta 3 sobre Pampa Salamanca, la Brigada de Investigaciones se encuentra abocada a revisar las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo de Comodoro Rivadavia y de comercios de Santa Cruz donde el camionero despachó carne. La víctima, que recibió un disparo en una mano, señaló a la policía que los ocupantes del VW Bora escaparon en dirección a Comodoro Rivadavia, aunque no se descarta que sean delincuentes santacruceños. Aún restan analizar otros registros visuales.

Mientras el chofer del frigorífico "Pilotti", Juan Bañares, ya regresó a la localidad rionegrina de Río Colorado donde reside -tras haber sido herido de bala en el violento asalto que sufrió el sábado sobre la ruta Nacional 3-, personal de la Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia se encuentra a cargo de las averiguaciones para identificar a los asaltantes.
Fuentes oficiales confirmaron a El Patagónico que el transportista despachó mercadería en al menos cinco carnicerías de Santa Cruz –dos en Caleta Olivia, Pico Truncado, Las Heras y Perito Moreno- y luego continuó viaje hacia Comodoro Rivadavia para regresar a La Adela, La Pampa, sede del frigorífico.
El chofer del Scania G-340, dominio ISA 802, fue abordado por el grupo comando alrededor de las 7 del sábado en el kilómetro 1741 de la ruta Nacional 3, a unos 100 kilómetros al norte de Comodoro Rivadavia, sobre la zona conocida como Pampa Salamanca.
En principio en los registros de cámaras analizadas por los investigadores no se observó a ningún vehículo seguir al camión de transporte "Pilotti" a lo largo de la avenida Yrigoyen, la avenida del Libertador en Kilómetro 3 y el tramo de la Ruta 3 que conduce a la salida norte de esta ciudad, precisaron fuentes oficiales consultadas.
No obstante, los investigadores hoy recibirán otros registros visuales de comercios y domicilios de las carnicerías donde Bañares descargó mercadería y de las paradas que efectuó. Se busca identificar a algún vehículo sospechoso que haya seguido al camionero.
De todas maneras se desconoce qué resultados arrojaron las Cámaras del Centro de Monitoreo apostadas desde Kilómetro 3 al acceso Norte. Incluso, el Modulo Norte de esta ciudad cuenta con tecnología para registrar el ingreso y egreso de vehículos. Mientras en el Módulo Sur de acceso a esta ciudad no está en funcionamiento dicho sistema.

HUYERON EN DIRECCION
A COMODORO RIVADAVIA
Según la víctima, el automóvil en que se trasladaban los delincuentes tomó tras el asalto en dirección a Comodoro Rivadavia.
Bañares describió también ante la policía las características de dos de los ladrones y aclaró que al tercero no lo pudo ver porque oficiaba de chofer del Volkswagen Bora en el que se movilizaba la banda.
Hay que recordar que el automóvil de color oscuro se le puso a la par al camión y uno de los asaltantes sacó el cuerpo por una ventanilla del techo y le arrojó una piedra que astilló el parabrisas. Luego comenzaron a dispararle al camión hasta que el chofer detuvo su marcha.
Bañares fue obligado a descender mientras le apuntaban con armas largas. Al resistirse a entregar el dinero de la recaudación fue herido con un tiro de un revólver calibre 22.

la recaudacion
de una semana
De acuerdo a los testimonios que obran en la investigación, el frigorífico cuenta con un cobrador que en la última semana se encargó de recaudar las ventas que se efectuaron en Santa Cruz. El responsable una vez que juntó todo el dinero, lo colocó en un sobre y se lo entregó al chofer del transporte “Pilotti”.
Según fuentes de la investigación, la suma de dinero robada todavía no fue precisada por la empresa y el camionero tampoco sabía el monto. La víctima solo se encargó de trasladar ese paquete para que sea entregado a los responsables del frigorífico pampeano.
Por esa razón, hoy arribará a la zona un representante de la firma para declarar la suma de dinero robada, que de acuerdo a los testimonios recabados por la policía rondaría un millón de pesos.
Las mismas fuentes señalaron que el frigorífico incurriría en una irregularidad al hacer transportar el dinero al chofer que solo tiene que remitirse a entregar la mercadería.
Además, no dudaron en señalar que los asaltantes tenían información precisa acerca de la recaudación. El robo fue tan planificado que los ladrones eligieron un lugar de la ruta muy distante al ejido urbano, donde no existe señal telefónica y donde la víctima no tenía posibilidad de pedir auxilio.
Es que el camionero luego de ser asaltado fue asistido por un colega que se detuvo y lo trasladó hasta el centro asistencial de Garayalde, donde recibió atención médica para luego ser derivado al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Una vez que recibió las curaciones de rigor fue dado de alta debido a que se trató de una lesión leve.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico