El canto que fue furor volvió a escucharse en Río de Janeiro

Los hinchas argentinos volvieron a instalar el cantito que fue furor dos años atrás, en el Mundial Brasil 2014, coparon las distintas tribunas del estadio Olímpico Engenhao, y cantaron en la previa y durante el partido del seleccionado Sub 23 albiceleste y Portugal, por el certamen olímpico en Río de Janeiro.
Desde temprano, los argentinos -como también los muchos portugueses que se acercaron hasta el escenario ubicado en la zona de Engenhao- asumieron el control de los sonidos entre la multitud, calculada en más de 30 mil espectadores.
Vestidos con camisetas de la Selección (distintos modelos y no sólo de fútbol: también hubo chicas ataviadas como si fuesen de Las Leonas del hóckey o muchachos con las musculosas del básquetbol) o con las de Boca, River, Racing, Rosario Central y Chacarita, entre otros, los fanas albicelestes se concentraron mayoritariamente en la tribuna Sur del estadio.
Desde allí, pero también desde los otros puntos de la cancha, los hinchas hicieron sentir su apoyo al conjunto del Vasco Julio Olarticoechea.
Por supuesto que hubo un hit que no pasó de moda, que fue entonado en el recorrido en el subterráneo desde Copacabana hasta estación Central y en una posterior transferencia en el tren hacia Engenhao do dentro, la estación ferroviaria que está a apenas 200 metros de la cancha.
El «Brasiiiiiiil, decime qué se siente, tener en casa a tu papá, te juro que aunque pasen los años, nunca nos vamos a olvidar...» arremetió con fuerza en las inmediaciones del estadio, ante la mirada incrédula de los portugueses. Como había ocurrido dos años atrás en la final del Mundial ante Alemania en el estadio Maracaná.
Los brasileños prefirieron, en esta ocasión, no enfrascarse en discusiones estériles con los simpatizantes de la nación limítrofe, más allá de algún rezongo de un individuo, de casi 40 años, que le mostraba la mano abierta a quien pasara y lanzaba con euforia: «Penta, penta, penta...» en referencia a las cinco Copas del Mundo ganadas por el conjunto verdeamarelho.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico