El caso de SP

A fines del año pasado, unos quince trabajadores de SP iniciaron un bloqueo a la entrada de la contratista petrolera para que se cumpla el acuerdo firmado por las indemnizaciones. Luego de tres semanas, lograron obtener lo suyo con la intermediación de la Secretaría de Trabajo de Chubut. En los últimos diez días, otro grupo de 24 trabajadores aplicó la misma modalidad ante el incumplimiento de la empresa.

El caso de SP Argentina es el que mejor grafica la situación de desvinculaciones que vive la industria petrolera, con cientos de operarios que abandonan sus tareas a cambio de una fuerte indemnización y dejar atrás la incertidumbre que envuelve actualmente a la industria hidrocarburífera. A lo largo de 2016, 140 desvinculaciones fueron concretadas junto a otras jubilaciones.
SP exhibe los procesos de desvinculación puesto que entró en quiebra y no cumple en tiempo los acuerdos firmados con sus trabajadores, pero situaciones similares se viven en otras contratistas del sector. De los 950 trabajadores menos que muestra el primer semestre de 2016 en relación al mismo periodo del anterior, una buena cantidad son historias como las de SP: gente que prefiere tomar el dinero que le corresponde, empezar de cero y esperar un mejor momento para el petróleo –que suele tener estos espacios de crisis-.
Los casos son particulares y van desde jóvenes con tres a cinco años de antigüedad hasta gente que ya supera los 20 años de actividad en esa empresa que en otros tiempos fue conocida como Key. La decisión es personalísima pero el factor común es esta necesidad de despejarse de la incertidumbre que arroja la industria, con larguísimas negociaciones en defensa de los puestos laborales y empresas de servicios que tambalean por la menor actividad.
No ha habido despidos masivos en la cuenca del Golfo San Jorge, salvo amagues con telegramas que fueron negociados con medidas de fuerza mediante. Sin embargo, las desvinculaciones y los acuerdos de retiros voluntarios parecen tener éxitos en los diálogos entre trabajadores y empresas.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico