El chico extraviado en el Parque Nacional Los Alerces se tapó con hojas para soportar temperaturas bajo cero

Santino, de 13 años, había desaparecido el sábado por la noche en cerro La Torta, a una hora y media de Trevelin, en medio de una excursión que realizaba con su hermano y su madre. En un principio se quedó esperándolos en medio del cerro, pero ante el frío decidió caminar y se perdió en el bosque. Soportó temperaturas bajo cero, atinó a taparse con hojas y por la mañana caminó hacia la zona urbana. Llegó a la vera de la ruta donde fue encontrado.
Casi 24 horas, en el medio del bosque y soportando una temperatura que superó los 8° bajo cero.
El chico que ayer era buscado por más de 75 rescatistas en la zona de cerro La Torta, en proximidades y el interior del Parque Nacional Los Alerces, cercano a Trevelin, apareció ayer por la tarde, luego de una intensa jornada de búsqueda en la que se temió lo peor.
Santino caminó hasta la vera de la ruta 71, en dirección al complejo Los Tepúes, donde recibió la primera asistencia, luego de ser visto por un guardaparque.
Eran cerca de las 17:30 y ya habían pasado más de 20 horas de su desaparición. Por fortuna se encontraba sano y salvo, todo un milagro para quienes participaron del operativo que comenzó el sábado por la noche, continuando durante toda la madrugada y la jornada del domingo.

NEGLIGENCIA
Según confirmaron a El Patagónico fuentes oficiales que participaron del operativo, el sábado por la tarde el niño junto a su madre y su hermano de 8 años escalaron el cerro La Torta junto a un guía.
La travesía la iniciaron al atardecer y a unos 800 metros del Refugio Andino, cuando eran cerca de las 19, el chico no quiso seguir el trayecto, quizás por cansancio.
Allí su madre y el guía, le aconsejaron que los esperara, y siguieron camino a la cumbre junto a su hermano. Sin embargo, cuando retornaron una hora después el chico ya no estaba en el lugar.
Según las primeras informaciones que trascendieron tras ser encontrado, el chico intentó volver al refugio, pero en medio de la oscuridad se perdió y terminó accidentalmente introduciéndose en el bosque.
Aunque otra versión indicaba que la familia iba a pasar la noche en el refugio y en uno de los descensos Santino tomó otro sendero donde se dificulta la visibilidad y se perdió.
Lo cierto es que las horas fueron pasando y el chico no logró encontrar su camino. Mientras tanto, en Trevelin se inició un operativo conjunto con personal de Parques Nacionales, Defensa Civil provincial, Municipio de Trevelin y Esquel, Bomberos Voluntarios de ambas ciudades, Gendarmería y Ejército y los clubes andinos de la zona.
Marcelo Sosa, de la Unidad Canina Trevelin fue uno de los tantos que participó del operativo. Según contó, cerca de las 5 del domingo tomó intervención luego de que lo fueran a buscar a su casa. Una hora después ya iniciaba la búsqueda en el sector.
“Cuando tomamos intervención había 8 grados bajo cero. Es un bosque que si no conocés te perdés, y terminó metiéndose al bosque”, contó.
"Yo creo que tuvo un fuerte instinto”, reflexionó al ser consultado por el operativo, y sentenciando lo que cree que sucedió.
Es que Santino pasó la noche en el bosque, se tapó con hojarasca y a primera hora de la mañana se puso a caminar hacia la ruta, luego de que subió a un árbol y se orientó hacia el lago Futalaufquen.
Así el niño pudo llegar en horas de la tarde a la vera de la ruta 71, donde fue encontrado y asistido, sin presentar mayores complicaciones, gracias también a su astucia, ya que como dijo Sosa: "tuvo un Dios aparte porque con la temperatura que hacía, la escarcha y el frío, por lo menos atinó a taparse. Eso lo salvó".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico