El CIP permanecerá cerrado hasta febrero para reparar el suministro de agua potable

El Centro de Información Publica permanecerá cerrado hasta el viernes 3 de febrero debido a que las autoridades decidieron que la empresa Rigel lleve a cabo los trabajos correspondientes.

El Centro de Información Publica permanecerá cerrado hasta el viernes 3 de febrero debido a que las autoridades decidieron que la empresa Rigel lleve a cabo los trabajos correspondientes para asegurar el suministro de agua potable en el recinto. Habrá guardias mínimas para cualquier consulta que quiera realizar la comunidad.
Tal como informó en su edición de ayer El Patagónico, el Centro de Información Pública (CIP) mantiene sus actividades interrumpidas debido a la falta de agua potable en el recinto. La problemática determinó que los empleados tuvieran que reducir sus jornadas laborales y muchas veces tuvieran que pedir a los usuarios que se retiren por la falta del suministro.
Los trabajadores señalaron que el inconveniente llevaba cerca de un mes y se había agudizado en las últimas semanas. En este consecuencia, los empleados debían llevar agua en un balde para poder tener disponibles los sanitarios.
La falta de respuestas por parte de las autoridades preocupó a los trabajadores porque no podían cumplir con sus labores y muchas veces debían realizar tareas que “no les correspondía”.
Hay que recordar que el CIP alberga la secretarías de Cultura y Turismo, la Biblioteca Municipal y cuenta con una sala para no videntes, un auditorio, un bar literario y salas de exposiciones.
En ese sentido, el intendente Carlos Linares mantuvo una mesa de trabajo con el viceintendente Juan Pablo Luque; el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero; y el secretario de Cultura, Daniel Vleminchx, para diagnosticar un plan de acciones debido a los inconvenientes que presenta el espacio social.
"Los horarios se cortaron porque este problema con el agua afectaba las actividades. Esa reducción horaria fue creciendo. La determinación que tomamos ahora con el intendente Carlos Linares es la de exigir a la empresa Rigel que realice los trabajos correspondientes porque esto está en garantías”, explicó Vleminchx.
"A nosotros lo que nos preocupa es como las personas que están trabajando ahí pueden desarrollar su actividad así que en las próximas horas haremos una evaluación con el secretario de Gobierno (Máximo Naumann) para ver si definitivamente la empresa está haciendo cargo de lo que debió ser”, aseguró el funcionario.

GUARDIAS MINIMAS
El titular de la cartera cultural manifestó: “dejaremos al personal mínimo de guardia para que puedan desarrollar sus actividades fundamentalmente la biblioteca que es muy visitada por los jóvenes”.
En ese sentido, Vleminchx consideró: “No hemos tenido problema en que la gente tome agua porque ofrecíamos agua envasada. El problema es con los sanitarios por eso se van a poner en marcha con la empresa Rigel, que tiene que hacer lo que tiene que hacer, que es entregar una obra como corresponde".
El funcionario explicó que le solicitó al viceintendente y al secretario de Infraestructura que las obras se lleven a cabo durante enero que es cuando el personal se encuentra de vacaciones y disminuyen las actividades en el CIP. "Me parece que si nos tomamos el mes de enero y la empresa toma la responsabilidad de comenzar y finalizar la obra el tiempo va a ser suficiente para comenzar las actividades en febrero”, aseguró secretario de Cultura.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico