El Concejo aprobó dos proyectos para crear el Banco de Alimentos

Con una sesión de diferencia, el Concejo dio ingreso a dos proyectos diferentes para la creación del Banco Municipal de Alimentos y en lugar de compatibilizar los mejores criterios en uno solo, el jueves se aprobaron ambos. Conviven entonces dos modalidades y dos autoridades de aplicación, entre otras diferencias, que deberán ser sorteadas ahora por el Poder Ejecutivo en la instancia de reglamentación.

La inflación, los crecientes índices de desempleo y el aumento de los niveles de pobreza pusieron en el tapete en los últimos meses en todo el país a los Bancos de Alimentos, que permiten canalizar los grandes volúmenes que desechan los supermercados para atender los requerimientos alimenticios de los sectores más vulnerables.
En ese contexto, en las dos semanas que distan una sesión de otra en el Concejo Deliberante de Comodoro ingresaron dos proyectos de ordenanza con idéntica finalidad, aunque con diferencias sustanciales a la hora de la puesta en marcha.
Impulsados por Ricardo Gaitán (ChST), el primero, y por Sirley García (FpV), el segundo, ambos fueron puestos a análisis de comisión, que lejos de compatibilizar ambas iniciativas en una, llevó al recinto el jueves los dos proyectos con despacho de la Comisión de Legislación General (N° 1) que preside José Gaspar (UCR).
Así, la ciudad no tiene una sino dos ordenanzas relativas a un Banco de Alimentos, con diferencias sustanciales. En tal sentido, el Ejecutivo municipal deberá sortear la desprolijidad parlamentaria o bien vetando alguna de las dos iniciativas o unificando criterios entre ambos mediante la reglamentación necesaria.

PARECIDOS Y DIFERENTES
Una de las diferencias fundamentales es que para Ricardo Gaitán la autoridad de aplicación es la Secretaría de Salud del municipio, mientras que para Sirley García lo es la Secretaría de Desarrollo Humano.
Además, mientras que en el primer caso se prevé que el Banco se implemente y ponga en marcha a través del municipio, el segundo contempla la conformación de una rama local de la ONG que desde hace 16 años lleva a cabo los bancos de alimentos existentes en diversas provincias Argentinas.
Así, mientras el espíritu de las dos ordenanzas es el mismo, son dos la ópticas y maneras de abordar el funcionamiento las que conviven hoy como normas en Comodoro, donde además, a partir de la promulgación de estas -si llegara a suceder ya que como se dijo el veto es una opción para que los proyectos vuelvan al Concejo y allí se subsane la desprolijidad- regirá la prohibición a todos los supermercados e hipermercados de desechar productos alimenticios.
Es que el rubro debe quitar de las góndolas los productos próximos a vencer, y aún aquellos que tiene pakagin dañado, que son los que integrarán el stock de este Banco de Alimentos, prácticamente el único punto en común que tienen las dos ordenanzas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico