El Concejo aprobó por mayoría la moratoria municipal

Tras una extensa discusión con Norma Contreras, que compartió insólitos planteos en recinto, el Concejo aprobó por mayoría la moratoria para los impuestos municipales, que se extenderá hasta el 31 de diciembre y que comprende a la mayoría de los tributos. También se aprobó la ordenanza que deroga la suspensión del aumento de tarifa eléctrica en función del nuevo fallo judicial y se anticipó el inicio de una discusión profunda por el precio del KW a los socios de la SCPL, en la misma fecha en que la cooperativa pide un aumento en el servicio de cloacas.

Con diez concejales presentes, sobre las 21 de ayer se votó en recinto la moratoria municipal que tiene por objetivo mejorar los niveles de recaudación en un año crítico, donde los índices de morosidad rondan el 50%. El Régimen Especial de Presentación Espontanea y Regularización de Deuda se aprobó con ocho votos positivos, y obtuvo la negativa de Norma Contreras ( ChST) y Sirley García (FpV).
Maximiliano Sampaoli (FpV), quien debió presidir ayer la sesión dada las ausencias de Juan Pablo Luque y Mario Soto, bajó a su banca al momento del tratamiento para actuar como miembro informante de la comisión de cabecera. Recordó que se trataba de un proyecto remitido por el Ejecutivo municipal para establecer una moratoria a fines de que los contribuyentes tengan la posibilidad de regularizar situaciones.
Subrayó que los tributos municipales constituyen el recurso natural para desarrollar obras, proyectos y programas, y que los índices de morosidad actual rondan el 50%, de modo que era propicio aprobar el plan de regularización, que incluía modificaciones incluidas por los concejales a resueltas de los plenarios y trabajos en comisión.
Desde la bancada Cambiemos, Pablo Martínez anticipo el acompañamiento del bloque considerando que la crisis económica conlleva que en muchos casos los vecinos no puedan estar al día con sus pagos, y que el plan de facilidades en tratamiento brinda oportunidad de regularización. "Las deudas capitales de algunos impuestos son más que importantes, como el caso de los impuestos Automotor, Inmobiliario y la Tasa de Higiene Urbana, incluso el derecho de pavimento y redes que son obras que se reinician y deben tener la contraprestación de los vecinos", subrayó.
En función del horario y extensión que ya llevaba la sesión, y tratando en este punto un tema que atravesaba tres semanas de análisis, los bloques fundamentaron sus votos de manera breve y concisa. Sin embargo, llegó el turno de Norma Contreras que como si lo que se estaba analizando fuera algo diametralmente opuesto a una moratoria, cuestionó que el fin del proyecto fuera recaudatorio.
Dijo que si bien era positivo dar facilidades a los vecinos para que regularicen sus deudas, no lograba distinguir "cuáles son los cambios que propone este régimen, o qué va introducir al sistema recaudatorio actual desde el programa o desde lo informático. No hay nada que marque diferencias contundentes".
Con un extensamente verbalizado análisis en ese único sentido respecto de la moratoria, la concejal terminó por cuestionar la "arbitrariedad" en la administración económica de la ciudad en términos de que carteras u obras son priorizadas respecto de otras, para finalizar asegurando que los proyectos que el Ejecutivo envía al Concejo se tratan "con celeridad y premura". Así, pidió que el Concejo "no se reduzca a ser una mera escribanía de lo que el Ejecutivo impone. Veo mayoría que consiente el proceder del ejecutivo, desde mi banca no voy a silenciar mi voz", expresó.
La intervención disparó una serie de réplicas entre las que se le recordó los dos meses y medio de análisis del boleto, los 60 días que demandó el análisis de la tarifa eléctrica impuesta por Nación, y el hecho de que la moratoria tratada ayer hubiera ingresado al Concejo tres sesiones antes. También se le explicó a la abogada que las prioridades económicas del municipio se definen en ocasión del tratamiento de la ordenanza de presupuesto.
El otro voto, negativo, fue el de Sirley García (FpV), quien lo hizo en la misma línea que cuando se había aprobado el contrato con la consultora que hoy tiene a cargo el área de Recaudación. Recordó que había propuesto modificaciones como el hecho de que referentes de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco actúen como veedores, algo que no tiene cumplimiento, y consideró que la situación actual va en desmedro de personal municipal de carrera y con experiencia.

EMERGENCIA PARASITARIA
En otro orden, se aprobó ayer la declaración de emergencia zoonotica parasitaria en esta ciudad, a resultas de la información sanitaria recibida en el plenario del miércoles donde bajo el hilo conductor de la hidatidosis urbana se abordó la problemática parasitaria en el ejido.
A la vez, se cumplió con la formalidad de derogar la ordenanza que suspendía la aplicación de tarifas eléctricas hasta que se resuelva la cuestión de fondo, en función del fallo de la Suprema Corte de Justicia que anuló los procesos judiciales que derivaron en los fallos suspensivos.
Guillermo Almiron (FpV) anticipó en ese marco el análisis pormenorizado de los esquemas de costos de la SCPL, con foco en el precio del KW, y vale mencionar que ayer ingresó el pedido de aumento para el servicio de saneamiento que administra la misma prestadora. El pedido de nueva tarifa se da por primera vez tras la derogación en marzo del Pass Through, formula de actualización automática mediante la que en 2015 el ítem cloacas aumento cerca del 43% en etapas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico