El Concejo aprobó sólo el primer tramo del aumento del boleto

Las negociaciones previas para tratar ayer el aumento del boleto de colectivo fueron largas y reñidas, pero finalmente se logró el acuerdo parlamentario para llevar el tema al recinto. No obstante, los ediles sólo respaldaron el primer tramo de la suba, que lleva el boleto urbano de la primera sección a $9 y que regirá una vez que la ordenanza sea publicada en el Boletín Oficial. Los otros dos escalones previstos, para fijar tarifa en $11 a partir de enero 2017 y completar los $13 en mayo, deberán ser contrarrestados con los informes que el Ente de Control tendrá que presentar un mes antes de cada aumento, basado en datos del SUBE.

La información disponible para fundar el aumento había sido un reclamo largamente expuesto durante la audiencia pública temática del 10 de agosto, donde quedó claro que por primera vez desde que se concesionó por última vez el servicio a Patagonia Argentina, en 2007, la ciudad tendrá datos concretos sobre la cantidad de pasajeros transportados con el Sistema Unico de Boleto Electrónico (SUBE) en vigencia, un trámite cuya implementación concluirá este mes, para dar sus primeros datos estadísticos entre septiembre y octubre.
Ella fue una de las condiciones impuestas por la mayoría de los concejales que no compartían el aumento de más del 100% que impulsaba el Ejecutivo -fijando un incremento del boleto en 3 etapas- y primó la posición, en un plenario que ya había fracasado el miércoles por falta de quórum y prosiguió ayer durante varias horas para lograr el acuerdo cuando hacía más de 60 minutos que debía haber comenzado la sesión.
De ese trabajo parlamentario previo surgió el desdoblamiento de la ordenanza original para aprobar de modo pleno únicamente el aumento a $9, que Patagonia Argentina podrá traducir a sus expendedoras una vez que la ordenanza sea publicada en el Boletín Oficial, donde la tarifa será de $12 en el caso de Transporte Diadema.
Los dos tramos restantes, el de $11 previsto para enero de 2017 y los $13 finales que alcanzaría el boleto en mayo ($14,50 y $17 para Diadema), deberán ser compulsados con los informes técnicos que el Ente de Control deberá presentar en diciembre de 2016 y abril de 2017 para comparar los datos vinculados con la cantidad de pasajeros sobre los que se basa la tarifa.
El SUBE resulta fundamental para establecer el costo real del pasaje porque arroja el número de usuarios, cifra por la que se debe prorratear el costo total del servicio para obtener el precio real del boleto. Ese número es el que más discusión genera dado que la única fuente hasta la fecha eran las declaraciones juradas de la transportista, que habiendo sostenido durante 8 años una cantidad invariable de 1,9 millones de pasajeros mensuales, en julio último aseguró que la cifra había bajado a 1,7 millones.
Esa es entonces la cifra a compulsar con el SUBE y Nación Seguros para ratificar o adaptar las tarifas planteadas.

POR MAYORIA

Con ese telón de fondo, la sesión batió records en cuanto a las demoras en el arranque: comenzó pasadas las 20, y aunque se modificó el orden del día para tratar el boleto en primer término, la ordenanza recién fue puesta a votación a las 21:20.
El proyecto, que fue votado en particular y con solo 11 concejales en el recinto dado que Pablo Martínez (Alianza Cambiemos) está fuera de la ciudad, recibió el respaldo de la mayoría y el voto negativo de Ricardo Gaitán (Chubut Somos Todos) y Sirley García (FpV) en lo que respecta al ya mencionado primer tramo de la suba que sitúa el boleto de la primera sección en $9.
En tanto, para los dos escalones restantes del aumento y las revisiones a efectuar en diciembre y abril de 2017, las dos negativas planteadas sumaron 3 abstenciones: José Gaspar y Cristina Cejas (Cambiemos), y Norma Contreras (ChST).
Al momento de las argumentaciones, Gaspar cuestionó la política de subsidios como "demagógica" y planteó que durante el tratamiento del presupuesto 2017 será necesario imponer un tope a los subsidios municipales, dado que de los 7.9% que implicaban sobre el esquema de costos original, la participación de fondos públicos de la comuna significa ahora el 20%.
Sirley García anticipó en tanto su negativa porque involucra el impacto al bolsillo del trabajador y aún contabilizando solo el primer tramo del aumento se trata de un porcentaje muy superior a las paritarias acordadas por los gremios (del orden del 25 al 29%), mientras que Ricardo Gaitán expuso un argumento similar planteando que la incidencia del transporte será de $1.300 mensuales sobre sueldos de entre $8.000 a $10.000 en algunos sectores como el de los empleados de comercio, y que de haber hecho un esfuerzo y sostener el subsidio por otros 30 días, el tema se trataría con datos fehacientes.
Contreras, por su parte, cuestiono el tratamiento en términos de "pereza legislativa" y aunque encontró razonable la suba a $9, sostuvo en relación a los aumentos siguientes que "no podemos comprometer la economía de los vecinos o el presupuesto municipal en datos hipotéticos. La estructura de costos de la empresa no es clara, los informes técnicos del Ente no dejan de estar teñidos de parcialidad y los datos no han sido suficientes".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico