El Concejo define hoy si se trata en sesión el aumento del boleto

Se había convocado ayer a un plenario para abordar el último análisis vinculado al tema, aunque la reunión fracasó por falta de quórum y no se conoce la opinión de algunos concejales que ni siquiera participaron de la audiencia pública. Sin posiciones definidas, buscarán el acuerdo a partir de las 9 en un nuevo plenario a cuyo término se sabrá si el tema se trata en la sesión de hoy, en una segunda y definitiva lectura.

La suba de la tarifa del boleto del transporte público impulsada por el Ejecutivo municipal -para disminuir la partida presupuestaria destinada a subsidios- fue aprobada en primera lectura durante la última sesión de julio.
Esa reunión había sido la primera tras el receso invernal, con lo que el tema llegó a recinto con un análisis bastante superficial, sobre todo por parte de los ediles de oposición, de modo que cuando acompañaron la primera lectura argumentaron que lo hacían para habilitar el paso por audiencia pública y a posteriori el tratamiento definitivo en segunda lectura.
Sin embargo, cuando el 10 de agosto se realizó la audiencia pública, Ricardo Gaitán (ChST), José Gaspar y Pablo Martínez (Cambiemos) no concurrieron al recinto.
La falta de participación de los referentes de la oposición se reiteró además a lo largo de las reuniones posteriores en las que se analizó el proyecto que prevé aumentar en más del 100% el valor del boleto en tres etapas. Así quedó el análisis para esos bloques supeditados solo a las referentes femeninas Norma Contreras (Chubut Somos Todos) y Cristina Cejas (Cambiemos).

SIN QUORUM
En vísperas de la sesión ordinaria que había sido prorrogada para que concuerden los plazos legales para tratar el proyecto -originalmente debía sesionarse el jueves 18 de este mes- se había convocado a un plenario para ayer a las 11, con la finalidad de coordinar el tratamiento final y la definición para su inclusión en el orden del día. Sin embargo, sobre las 15 y luego de cuatro horas de espera, el mismo fracasó y fue levantado por falta de quórum.
Maximiliano Samapoli, Guillermo Almirón, Nicolás Caridi y Adriana Casanovas (FpV) fueron los únicos referentes del oficialismo sentados en la sala de comisiones. Se registró la ausencia de Beatriz Neyra y de Sirley García (esta última con aviso, por problemas personales). Mario Soto, en tanto, central a la hora de los acuerdos porque recae en la presidencia del bloque, bajó en dos oportunidades al salón de usos múltiples, aunque dado el ingreso pivotante de los únicos dos referentes de la oposición que concurrieron, José Gaspar y Norma Contreras, la sala nunca llegó a reunir más de seis concejales.
Bajo ese panorama, el cuerpo legislativo intentará saldar la situación esta mañana a partir de las 9 con un nuevo plenario convocado. Así se espera que recién sobre mediodía habrá definiciones respecto a si la suba del boleto integrará el orden del día de la sesión prevista para las 15, aunque difícilmente se realice con puntualidad, no solo porque sería una excepción a la regla en el Concejo, sino porque además debe realizarse la reunión parlamentaria previa, otro tema pendiente a pesar de que los ediles ganaron una semana de tiempo con el diferimiento de la sesión.
Un dato a tener en cuenta además son las necesidades del Ejecutivo para avanzar con la nueva tarifa, dado que con más del 80% de la partida presupuestaria destinada a subsidios ya ejecutada para el mes de julio, espera poder ahorrar a partir de setiembre cerca de un 50% sobre los 6 millones mensuales con los que sostiene el esquema de transporte. Esto solo podrá concretarse si ese mes comienza con un boleto urbano de primera sección a $9 –actualmente es de $6–, llevándolo a $11 para el mes de enero, cuando impacte en los costos del servicio el último tramo del acuerdo paritario 2016 de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y situarse en un valor final de $13 en mayo siguiente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico