El Concejo evalúa el aumento en las tarifas de la Cooperativa

El pleno de concejales analizó ayer, con los integrantes del Ente de Control de Servicios Públicos, el proyecto de aumento de tarifas de los servicios de energía eléctrica y agua potable que presta la Sociedad Cooperativa Popular Limitada. La suba está pendiente desde enero cuando fue avalada por la comisión de receso, aunque luego mereció la convocatoria a audiencia pública el 23 de marzo. La intención de los ediles, si es que el lunes reciben informes y dictámenes concretos por parte del Ejecutivo, es aprobar ese alza el jueves junto a la exención del pago de dichos servicios para los afectados por el temporal.

Mientras los habitantes de los barrios Juan XXIII y Pueyrredón se reunían ayer en la Sociedad Cooperativa Popular Limitada con los gerentes de la entidad, en el Concejo Deliberante se generó una nueva reunión con los miembros del Ente de Control de Servicios Públicos, con quienes los ediles analizaron el proyecto de aumento de los servicios que está pendiente desde enero o marzo, si es que se toma como válido lo resuelto por la comisión de receso o lo tratado en la audiencia pública que se convocó a posteriori.
En el encuentro, de carácter reservado, pero que fue confirmado a El Patagónico por fuentes consultadas, los concejales y los miembros del Ente no solo repasaron los alcances del incremento, también el momento político y social que la ciudad vive, tras los fuertes temporales que se registraron entre el 29 de marzo y el 8 de abril.
Por esa razón, luego del abordaje técnico del incremento pendiente, se comenzó a sopesar la alternativa de complementarlo con la exención de los servicios a los ciudadanos afectados por el temporal, con lo que se daría una respuesta a quienes 40 días después del fenómeno meteorológico siguen con un servicio deficiente y por el otro se atendería la demanda de la SCPL.
En la propia cooperativa, cuando los residentes del Juan XXIII y Pueyrredón plantearon el no pago de los impuestos, el gerente comercial, Fernando Lebrún, confirmó que se estaba realizando un encuentro en el Concejo, en el que precisamente se estaba hablando de esa eximición, que en principio sería por 60 días, con la posibilidad de prorrogarlos por otros 60.
Los vecinos, tal como reclamaron primero en el municipio y ayer en la cooperativa, entienden que ese no pago de los servicios debe mantenerse durante cinco años, algo que fue descartado en la SCPL y que no forma parte del análisis, ni del Ejecutivo ni Concejo.

EL LUNES
Los concejales, que también informalmente hablaron días atrás de una eximición por sesenta días, decidieron elevar toda la documentación del incremento al Ejecutivo para que, el lunes, se corroboren esos datos pero también se acerque al Cuerpo un proyecto concreto para imponer el no pago de los servicios a los afectados por el temporal, en una medida similar a la que se adoptó con los impuestos y tasas municipales.
Junto a esa propuesta, en el Concejo se espera que lleguen los dictámenes legales, en este caso del propio asesor letrado legislativo, para terminar de avalar el incremento, que fue discutido en audiencia pública el 23 de marzo e iba a tratarse en la sesión prevista para el 6 de abril, que se suspendió por la continuidad del temporal, que trastocó todos los tiempos y planes.
En la comisión de receso, el aumento que había sido convalidado ad referéndum de la sesión que nunca se produjo, ya que luego se resolvió convocar a audiencia pública, establecía un incremento en tres etapas: un 25% como primer escalón, un 15% y un 20% en los meses subsiguientes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico