El condenado por el homicidio del dueño de LOA continuará preso

Luis Bravo Orderique, condenado como autor de homicidio criminis causa, por el asesinato que tuvo como víctima a José Luis García en enero de 2012, continuará detenido con prisión preventiva. Así lo resolvió el tribunal que revisó de oficio su situación. La causa se encuentra en el Superior Tribunal de Justicia, donde aún está sin resolver la queja que le fue habilitada a la defensa en octubre del año pasado. Además, el alto cuerpo tiene por delante el examen obligatorio por el monto de la pena.

La prisión preventiva que viene cumpliendo Luis Alejandro Bravo Orderique desde que fue capturado en una villa de Buenos Aires y traído a Comodoro Rivadavia para someterlo a proceso, se mantendrá hasta que se resuelva en forma definitiva la sentencia condenatoria que recibió en marzo del año pasado, cuando el tribunal que se integró con los jueces Gladys Olavarría, Jorge Odorisio y Américo Juárez le impuso la pena de prisión perpetua.
A él se le atribuyó la autoría material del homicidio criminis causa del dueño de la distribuidora LOA, José Luis García, ocurrido el 13 de enero de 2012 durante un asalto. Por el caso, además, fue condenado Rodrigo Delgado a la máxima pena y tampoco su sentencia se encuentra firme hasta el momento.
La revisión de Bravo Orderique estuvo a cargo del tribunal que integraron los jueces Mariel Suárez y Alejandro Soñis, quienes a pedido de la Fiscalía mantuvieron la medida de prisión hasta tanto se adquiera firmeza la sentencia condenatoria. La misma se encuentra todavía en el Superior Tribunal de Justicia, donde la defensora pública Lilián Bórquez acudió en queja y en octubre del año pasado se hizo lugar a la misma desde ese organismo judicial del Chubut.

EL CASO
Según la parte acusadora, el asalto que terminó en asesinato ocurrió el 13 de enero de 2012 alrededor de las 18:30, cuando Rodrigo Alejandro Delgado, circulaba al volante de su Fiat Vivace, acompañado de Pablo Sebastián Barreto, el por entonces menor Brian Stremel y Luis Alejandro Bravo Orderique.
El coche estacionó sobre la calle San José de Jáchal, casi esquina con calle Libertad. La misma parte asegura que "Delgado permaneció en el vehículo junto con Pablo Sebastián Barreto. Stremel y Bravo Orderique se bajaron del rodado y se dirigieron hasta la esquina de las avenidas Roca y Kennedy, donde esperaron a la víctima en el borde de uno de los ventanales de la Distribuidora LOA".
Alrededor de las 20:10 José Luis García salió de la distribuidora llevando consigo la recaudación del día en una caja, se subió a su vehículo Citroën Berlingo, que se encontraba estacionado sobre Roca a pocos metros de avenida Kennedy y colocó la caja con el dinero del lado del acompañante. En ese momento Stremel y Bravo Orderique se acercaron y se pararon frente a la ventanilla del lado del conductor donde estaba la víctima y al no poder abrir la puerta de ese lado ni romper el vidrio del rodado, Bravo Orderique, para lograr sustraerle la recaudación a José Luis García, con claras intenciones de darle muerte, le efectuó un disparo, lesionándolo en la región lateral izquierda del tórax lo que le provocó la muerte por shock hemorrágico por múltiples lesiones miocárdicas.
Tras el disparo, el menor de edad introdujo parte de su torso en el vehículo a los fines de sustraer la caja con el dinero sin lograr su cometido y a continuación ambos escaparon corriendo hasta donde los estaban esperando Barreto y Delgado.
Los cuatro escaparon en el Fiat Vivace. Delgado y Barreto esperaron al menor de edad y a Bravo Orderique casi dos horas dentro del vehículo estacionados en el mismo lugar.
En segunda instancia, la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia absolvió a Barreto, quien antes había sido condenado a prisión perpetua. En tanto que Stremel pasó por un tratamiento tutelar y luego declaró como testigo de la Fiscalía, durante el juicio de Bravo Orderique. A los pocos días fue asesinado en Bahía Blanca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico