El conductor de un coche murió al volcar cuando se dirigía a Laprida

A las 20 de ayer Jorge De la Serna viajaba en un Renault Mégane hacia Laprida cuando, por razones que son materia de investigación policial, perdió el control del vehículo a la salida de una curva de la Ruta 1, a metros del ingreso a Bella Vista Norte y volcó sobre el campo. El auto dio unos cuatro tumbos y quedó a unos cincuenta metros de la calzada. De la Serna salió despedido del habitáculo.

Jorge De la Serna, de 40 años, perdió la vida ayer a las 20 tras volcar camino al barrio Laprida. Las causas del accidente son materia de investigación. El vuelco ocurrió antes del ingreso al barrio Bella Vista Norte, a unos 100 metros de la cancha del Club Laprida.
De la Serna viajaba a bordo de un Renault Mégane patente DEB 120 en dirección este-oeste y al despistarse volcó campo abajo. El coche dio al menos cuatro tumbos. Quedó a unos 40 metros de la calzada.
Su conductor, según informaron en el lugar los rescatistas, salió despedido del habitáculo ya que no habría llevado colocado el cinturón de seguridad. En el último giro el vehículo le habría aplastado la caja torácica.
Según uno de los testigos del accidente, el bombero Eduardo "Chino" Benítez -quien viajaba en un Volkswagen en dirección contraria, acompañado de su hijo-, a la salida de la curva el Mégane se cruzó de mano y él alcanzó a esquivarlo por centímetros.
El conocido rescatista y bombero contó que logró esquivar el vehículo haciendo un rebaje y desplazándose hacia la banquina para evitar un choque de frente.
Benítez, asustado aún por la situación que le tocó vivir, dijo que inmediatamente alertó a las autoridades de emergencia para el rescate del hombre.
En los primeros minutos De la Serna respiraba con dificultad hasta que finalmente se confirmó que no tenía signos vitales. Así lo comprobaron los especialistas que llegaron a bordo de una ambulancia.
En el lugar trabajó también personal municipal de Tránsito porque a medida que los distintos móviles de rescate llegaban al lugar, muchos curiosos frenaban en medio de la ruta para observar las consecuencias del accidente.
De la Serna, según se supo, estaba relacionado a la actividad de maquinarias viales y residía en Manantial Rosales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico