El consumo de carne cayó a su menor nivel en 5 años

Además, la producción bovina retrocedió un 11,3% interanual en junio, a cerca de 214.000 toneladas, por una reducción en la cantidad de hembras faenadas, indicaron desde la cámara sectorial

Durante el primer semestre, el consumo de carne vacuna por habitante cayó un 7,7% interanual a 55,3 kilogramos/año promedio, lo que representa el menor nivel en los últimos cinco años para ese período, de acuerdo a un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA).
En tanto, el promedio móvil de los últimos doce meses, marcó en junio de 2016 un nivel de 57,4 kg/hab/año, verificando una caída de 3,6% interanual, reportó CICCRA.
Además, la producción de carne bovina retrocedió un 11,3% interanual en junio, a cerca de 214.000 toneladas, por una reducción en la cantidad de hembras faenadas, indicaron desde cámara sectorial. En el sexto mes del año se faenaron cerca de 950.000 animales.
"El principal factor explicativo del bajo nivel de faena (y de producción) está dado por el proceso de retención de vientres (hembras) que ya lleva más de un año", señaló CICCRA. La tasa de hembras faenadas sobre el total de animales sacrificados fue de un 41,7 por ciento en junio.
Las hembras son la variable de ajuste que sostiene o incrementa el rodeo, por lo que su tasa de faena es vital para la conservación de los rodeos y es vigilada de cerca por el sector cárnico. Los productores consideran necesaria una tasa máxima del 43 por ciento para sostener el nivel de existencias.
Por último, CICCRA resaltó que la suba del precio de la hacienda en pie (5,8% mensual) fue acompañada desde atrás por el precio promedio de la carne vacuna en el mostrador, que aumentó 2,5% mensual (para ubicarse en $111,3 por kilogramo).
En tanto, con relación a junio de 2015 el valor de la hacienda en pie se ajustó 55,4% y el de la carne en el mostrador hizo lo propio en 51,8%. Y si se toma el primer semestre del año y se contrasta con igual lapso del año anterior, surge que el valor de la hacienda en pie subió 49,7% y el de la carne en el mostrador 47,5%, concluyó el informe.
Por otro lado, con la promesa del Gobierno de que la inflación caerá "drásticamente", comenzó el segundo semestre. En el cierre de la primera mitad del año, la inflación fue del 2% en junio y la canasta básica alimentaria tuvo un incremento del 4,7%, según los datos del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO).
En el caso de la inflación medida por el índice de precios de supermercados (IPS-CESO) que elabora la consultora, los mayores incrementos en junio se registraron en los rubros Frutas y verduras (+8%), Panificados (+7,2%), Aceites (+6,7%); entre las bajas se destacan Marroquinería (-6,5%), Textiles del Hogar (-3,4%), Golosinas (-2,4%).

AUMENTO LA
CANASTA BASICA
El informe señala que la canasta básica alimentaria totalizó $1.826,75 para un adulto equivalente y $5.644 para una familia tipo de cuatro integrantes, representando un aumento mensual del 4,7%, y un aumento anual del 43,1%. "En el acumulado desde diciembre de 2015 la suba acumulada de la canasta básica alimentaria fue del 20%", indicó el CESO.
En junio los productos con mayores alzas fueron Quesos (+25%), Aceite (+19%), Papa (+12,5%), Carnes (+12,5%). Entre las bajas se destacan las legumbres secas (lentejas) (-6,5%).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico