El consumo de carne vacuna cayó un 5% interanual

La industria frigorífica faenó apenas 900.000 cabezas de ganado vacuno, un 10,9% por debajo de la de abril de 2015, lo que representa el nivel menor del año y entre los más bajos de la historia.

Durante el primer cuatrimestre, el consumo de carne vacuna por habitante cayó un 5% interanual a 56,2 kilogramos/año promedio, lo que representa el menor nivel en los últimos cuatro años, de acuerdo a un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA).

En el mismo período, además CICCRA destacó que la faena de ganado mostró una retracción del 6,9% interanual, mientras que en abril la hacienda acumuló una suba de precios interanual del 60,4%, por encima de la inflación estimada para el período.

El reporte señaló que "el factor climático y el importante proceso de retención de vientres en marcha hicieron que la faena total de carne vacuna se mantuviera bien por debajo del millón de cabezas durante abril de 2016".

Por lo tanto, la industria frigorífica faenó apenas 900.000 cabezas de ganado vacuno, un 10,9% por debajo de la de abril de 2015, lo que representa el nivel menor del año y entre los más bajos de la historia, ya que ocupó el puesto 34 entre los últimos 37 abriles.

En cuanto al promedio histórico del mes (1980-2015), la faena de abril de este año resultó un 17,2% inferior, destacaron los especialistas.

Mientras que en términos absolutos se faenaron 110.400 cabezas menos que un año atrás con un proceso de retención de vientres que continúa su curso, en abril la participación de las hembras en la faena total fue de apenas un 39,6%, proporción que resultó 3,1 puntos porcentuales inferior a la de abril de 2015. Una vez más, el motivo fue una mayor reducción en el número de hembras faenadas que en el de machos.

Así la faena de hembras disminuyó un 17,4% interanual, 75.000 cabezas, y la de machos bajó un 6,1%, unas 35.400 cabezas, se dijo. En el primer cuatrimestre del año la faena alcanzó un nivel de 3,77 millones de cabezas y quedó un 6,9% por debajo del mismo cuatrimestre del año pasado.

En términos interanuales, en abril se produjo un 10,1% menos y en el acumulado del año la baja fue del 5,6%. "Esto se explica por la caída de la faena total, que se compensó parcialmente con la corrección hacia arriba del peso promedio declarado de acuerdo con la Subsecretaría de Ganadería del Ministerio de Agroindustria, que llegó a 227 kilogramos en gancho en abril y en el primer cuatrimestre del año", manifestó CICCRA.

El precio promedio alcanzó un nuevo máximo (nominal), de $ 23,5 por kilo vivo, y se ubicó un 4,2% por encima del récord verificado en diciembre del año pasado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico