El control de entradas fue uno de los puntos flojos del clásico

La dirigencia de Jorge Newbery reconoció una falencia con los tickets en el encuentro entre el "Lobo" y Huracán en el estadio municipal, y habló de "reventa". Se calcula que alrededor de 6 mil personas disfrutaron del espectáculo que terminó empatado sin goles.

El clásico comodorense entre Jorge Newbery y Huracán fue uno de los más convocantes de los últimos tiempos, y el haberse disputado con ambas hinchadas fue un acierto. Prácticamente no hubo que lamentar incidentes, y luego de cinco años se disfrutó con las dos parcialidades en Kilómetro 3.
El operativo comenzó al mediodía en las adyacencias del estadio municipal, y se prohibió la venta de bebidas alcohólicas en los comercios de la zona, y hubo un vallado 300 metros antes del ingreso. La gente de Huracán llegó al escenario de juego por el camino Roque González y todo sirvió como medio de locomoción. Autos particulares, camionetas con cúpula, camiones con caja y hasta colectivos fueron alquilados para el traslado.
La parcialidad del "Globo" tuvo asignadas desde un primer momento 2.300 populares que fueron adquiridas rápidamente, pero a su vez también hubo gente que consiguió en los alrededores del estadio a un precio más alto.
En ese sentido, la dirigencia del "Lobo" se mostró conforme por el espectáculo y valoró el hecho de tener ambas parcialidades pero a su vez se habló de "reventa". El dirigente Héctor Cárdenas habló en LU4 Radio Patagonia Argentina y remarcó "la gente acompañó el clásico de la ciudad. A Huracán se le destinaron 2.300 populares, y luego con la aprobación de la policía se vendieron 300 más, pero todo hace pensar que hubo una reventa".
Al observar la cabecera ocupada por Huracán se puede observar que en ese sector había más de 2.600 personas, y por eso se deberá comenzar a trabajar para el próximo compromiso cuando se vuelvan a ver las caras por el torneo Federal B.
La popular del "Lobo" también estuvo repleta en su totalidad, y se estima que en ese sector hubieron 4 mil almas vestidas de azul y blanco. Más allá de eso, el balance económico para el club "aeronauta" es positivo y les dejó un respaldo muy bueno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico