El "crack de la muleta" de Racing sigue dando que hablar

Santi Fretes, el chico que subió a un amigo a su muleta en la despedida de Diego Miito, volvió a sorprender a todos con un lujo deportivo.

Famoso por su habilidad en los picados que se arman en la tribuna de Racing y por la foto en la que apareció trepado a las muletas junto a un amigo para ver la despedida del ídolo Diego Milito, Santi Fretes volvió sorprender con un nuevo lujo que dejó a todos boquiabiertos.

Mientras se disputaba el partido entre Racing y Defensa y Justicia, el nene de 10 años tiró un caño que fue captado por las cámaras de ESPN y se viralizó más tarde en las redes sociales.

Santi tiene una malformación congénita en la pierna derecha, por lo que utiliza muletas para movilizarse, pero no por eso deja de jugar al fútbol, andar en bicicleta o subirse a un caballo.

Y ahora se ilusiona con dar un salto en su calidad de vida: hace un par de semanas recibió una nueva prótesis que le servirá para mejorar su vida diaria y reducir el desgaste de las muletas.

Además, ayer recibió un regalo de la Academia en la antesala del encuentro: el presidente Víctor Blanco entregó 250 carnets a hinchas con capacidades diferentes para que puedan asistir al Cilindro cada vez que Racing juegue de local junto a algún acompañante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico