El "Cruce 2016 de Columbia" se inicia hoy con presencia local

Cerca de 100 representantes de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly son parte de la competencia que comprende un recorrido de 120 km divido en tres etapas, donde Marcelo Rementería y Alejandra Fernández van por su 10ª participación como matrimonio.

Hoy, con la salida del sol, en la localidad neuquina de San Martín de los Andes se pone en marcha la 15ª edición de la carrera de aventura "El Cruce Columbia 2016" que contará con 2.700 personas midiéndose en formato individual o por parejas, sobre una distancia de 120 kilómetros.
El evento que se viene posicionando como la mayor carrera de aventura de Sudamérica, tendrá representantes de 33 nacionalidades que unirán simbólicamente la Argentina con Chile en tres días de competencia.
Por parte de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, cerca de 100 equipos son parte de la prueba que se inicia hoy en formato individual -donde David Veuthey en Elite buscará mejorar el 4° puesto de la General 2015- en tanto que mañana largan la modalidad de parejas para recorrer tres jornadas que tienen al paso fronterizo de Hua-Hum como la mitad de recorrido.
Entre los corredores locales se encuentran personas como Diego Padrón; Adriana Sandoval; Marcos Thimos; Corina Gaitán; Tamara Carrizo; Roxana Avilés; Yesica Soltys; Mariana Páez; Franco Mallemaqui; Paula Torres; Raúl Yauco; Jorge Lagos; Patricia Davis; Mónica Spaznowski; Valeria Salaris; Marcelo Bossi; Marcos Plorión y Mario Bjerring.
Precisamente en parejas, el matrimonio de Marcelo Rementería (49) y Alejandra Fernández (47) cumplirán su 10° año en participar de la prueba, donde el objetivo final es cruzar la meta, como símbolo de la superación de uno mismo.
"Para nosotros la carrera representa muchas cosas que van más allá de lo deportivo. En especial es un punto de encuentro con tantos otros como nosotros que ya vienen corriendo hace rato. Entonces venir acá (la carrera con la cual nos iniciamos junto a Alejandra en ultra rail) tiene un condimento especial", sostuvo Marcelo Rementería a El Patagónico vía telefónica luego de confirmar su inscripción.
La pareja competirá en la categoría de más de 80 años -se suman los años de ambos participantes en la modalidad mixta- y para Marcelo y Alejandra representa una chance más de ponerse a prueba en un medio natural donde el cansancio y el esfuerzo puede jugar a favor o no del desempeño.
"Las carreras de aventura tienen de bueno que te exigís a vos mismo, y cuando corrés en pareja muestra lo peor y lo mejor de cada uno. Eso también es una gran verdad, de hecho cuando corrimos por primera vez con 'Ale' como matrimonio la pasamos bien 'heavy' en el día a día de la prueba porque cada uno tiene su carácter. Luego limamos asperezas y hoy en día no me imagino correr en un equipo donde mi esposa no sea una de las integrantes", sostuvo Marcelo.

PROYECCION INTERNACIONAL

"El Cruce Columbia", además de ser una de las carreras hito de cada verano en la cordillera de la Patagonia Argentina. Representa para quienes quieren competir en otros planos internacionales, un pasaje para clasificar.
"Nosotros cada vez que corremos buscamos -además de disfrutar la carrera- poder tener un buen desempeño que nos permita sumar puntos para ir a la elite de las carreras de aventura que tiene al Mont Blanc como símbolo", apuntó Marcelo.
La Ultra-Trail del Mont Blanc es considerada la carrera de aventura por excelencia mundial, en la cual se debe clasificar para poder ser parte de ellas. Recorriendo las distancias de 50, 100 o 300km bordeando el macizo de 4.810,06 msnm que se estipula como uno de los puntos más elevados de Europa, entre Francia e Italia.
"Con Alejandra ya fuimos a correr dos veces al Mont Blanc en distintas distancias. La primera vez fue en 2014 sobre 120K. Y en la segunda participación lo hicimos sobre 100K (ella) y yo intenté con 160K pero no pude completar la prueba porque a mitad de recorrido me deshidraté. Este 2016 no pudimos juntar los puntos necesarios para ser parte, por eso esperamos que el jueves (NdE: parejas mixtas inician ese día la prueba) esperamos mejorar el 11° puesto de la General Mixtos 2015", recordó Rementería.

EQUIPO Y DIFICULTADES

Cada uno de los 2.700 deportistas de "El Cruce" tiene la libre elección de llevar el peso que quiera en sus respectivas mochilas. Siempre y cuando no falten los elementos obligatorios como el botiquín, un mini vivac (que simula un saco de dormir), un micro polar y un rompevientos. Además de hidratación y alimentación.
En el caso de la dupla Rementería-Fernández, marido y mujer se inclinan por cargar 1 litro y medio de agua cada uno. Además de basar su alimentación a base de geles de glucosa (10 sobres por persona).
"Cada uno es libre de cargar el peso que quiera, pero eso repercute en el rendimiento. Nosotros entre alimentos y agua (durante el tramo hay puntos naturales de reabastecimiento) cargamos alrededor de 5 kilos cada uno. Igual en esta nueva edición lo que más se presenta como obstáculo es algo denominado 'altitud acumulada' que son las variables que tenés de recorrido entre trepadas y bajadas. Solo en la primera etapa (42K) uno estará cerca de los 9.000 metros de altura en recorrido. Y eso repercute en el cuerpo y la cantidad de oxígeno que necesitás para estas variables", sostuvo Marcelo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico