El crudo bajó 1,07% y descendió a un nuevo piso durante este año

El petróleo intermedio de Texas alcanzó el año pasado un máximo anual de 107,26 dólares el barril, el 20 de junio de 2014, y el máximo de este año anotado hasta ahora, el 10 de junio pasado, fue de 61,43 dólares.

El petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó ayer un 1,07% y cerró en un nuevo mínimo anual de 36,76 dólares el barril, de tal manera que perdió la barrera de los 37 dólares por primera vez desde febrero de 2009, en tanto el barril de crudo Brent para entrega en enero cerró en el mercado de futuros de Londres en 39,73 dólares, un 0,94% menos que al término de la sesión anterior.
Al final de la sesión de operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entregar en enero retrocedieron 40 centavos de dólar respecto al último cierre.
El crudo de referencia en Estados Unidos cerró a la baja por quinto día consecutivo, después de una jornada en la que se conoció que los países de la OPEP continúan bombeando petróleo a un mercado sobre abastecido.
Según su informe mensual sobre la situación del mercado, los doce socios de la OPEP bombearon en noviembre una media de 31,7 millones de barriles diarios (mbd), 1,7 millones más que la cuota oficial pactada y no alterada desde hace cinco años.
El petróleo intermedio de Texas alcanzó el año pasado un máximo anual de 107,26 dólares el barril, el 20 de junio de 2014, y el máximo de este año anotado hasta ahora, el 10 de junio pasado, fue de 61,43 dólares.
El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con un retroceso de 0,38 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 40,11 dólares.
El precio del crudo europeo continuó con la tendencia a la baja que persiste desde que los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cerraron sin acuerdo la semana pasada una reunión en la que negociaron su techo de producción.
El Brent se acercó hoy a la barrera los 39,50 dólares, un límite que no se ha sobrepasado a la baja desde principios de 2009, y los analistas no descartan mayores caídas en las próximas semanas.
"Cuanto más baja el precio más vulnerable se muestra el mercado", señaló a la agencia EFE Richard Mallinson, de la firma británica Energy Aspects, que considera que "podríamos perfectamente volver a ver unos precios situados en la treintena".
En última reunión en Viena, los países de la OPEP "ni siquiera pudieron acordar mantener la cuota colectiva en 30 millones de barriles, por lo que técnicamente no existe un límite específica en este momento", señaló Mallinson.
El pulso de los países de la OPEP, liderados por Arabia Saudí y sus aliados del Golfo, que rechazan reducir su nivel de producción, ha provocado que el sector del esquisto en Estados Unidos se contraiga, según refleja el informe divulgado ayer por la organización.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico