El cuerpo médico forense trasladó el cadáver de Gerez

Funcionarios judiciales y personal de Prefectura Naval supervisaron ayer la exhumación del cuerpo de Gustavo Gerez, procedimiento que fue realizado por empleados municipales del cementerio local y presenciado por familiares y amigos del joven que murió en una comisaría de Caleta Olivia el 18 de setiembre.

Los restos de Gustavo Gerez fueron retirados de un nicho de la necrópolis y posteriormente trasladados a Río Gallegos en una morguera del cuerpo médico forense dependiente del Superior Tribunal de Justicia, con custodia de personal de Prefectura, donde estaba previsto que anoche tres forenses comenzaran a realizar la segunda autopsia cuyos resultados se conocerán la próxima semana.

Sandra Gerez, hermana del joven de 29 años que murió en la madrugada del domingo 18 de setiembre en el interior de la Seccional Primera de Policía, confirmó que tenía previsto viajar a la capital provincial junto al perito de parte, Héctor Alfredo Salas, y el abogado querellante, Alberto Luciani.

"Esta es la primera etapa del momento que estábamos esperando desde hace mucho tiempo. Hay distintas cuestiones que constan en el expediente y que a nosotros no nos terminan de cerrar", manifestó.

Al mismo tiempo, señaló que "esto era lo que queríamos. Ahora el cuerpo de mi hermano va a empezar a hablar y va a salir todo a la luz".

Por su parte, el fiscal Gabriel Contreras informó que la junta médica de Río Gallegos determinó el miércoles que era necesaria la reautopsia y la consecuente exhumación del cadáver. La misma sería realizada por tres forenses dependientes del Poder Judicial de la zona sur con la presencia del perito que propuso la querella.

Fueron empleados municipales los que derribaron una pared de ladrillos que había sido construida en el nicho y tuvieron a su cargo la tarea de retirar el cajón, siendo supervisados en todo momento por los funcionarios judiciales, entre ellos el juez Mario Albarrán y personal de Prefectura.

EL HECHO

Cabe mencionar que Gerez había sido detenido por una comisión policial en la esquina de la calle Namuncurá y avenida Beguin, del barrio 26 de Junio, presuntamente por causar disturbios en la vía pública y por ello se lo trasladó a la Seccional Primera, donde a las pocas horas se produjo su muerte.

La autopsia inicial realizada por el forense Rubén Vera Maidana determinó que el deceso se produjo luego de que sufriera convulsiones mientras se hallaba bajo los efectos de estupefacientes.

No obstante, su hermana y allegados aseguran que la muerte se produjo porque lo golpearon e incluso difundieron imágenes de la víctima con su rostro desfigurado y hematomas en distintas partes del cuerpo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico